“Quedamos rehenes entre los intereses de un reclamo laboral de la Petrolera”

El vicegobernador de la Provincia, Roberto Crocianelli se refirió a la restricción en el suministro de gas producto de un conflicto en la petrolera Apache, en Río Grande y sostuvo que “la Petrolera deberá resolver los reclamos de los trabajadores y sacar del rol de rehén a la Provincia”.

En este sentido, comentó que “durante las últimas horas de ayer estuvimos gestionando con la petrolera, con Camuzzi de Buenos Aires y con el Ministerio de Infraestructura de Nación por este conflicto laboral que ha tenido Apache”.

“Bajó la inyección de gas en el gasoducto lo que generó una alarma en la empresa Camuzzi que toma conocimiento de este conflicto y obviamente dispara el protocolo ordinario dispuesto para estos casos para priorizar la prestación en la red domiciliaria y bajar los consumos en la industria” comentó el Vicegobernador.

Crocianelli aseguró que la “la presión nunca bajo de 63 kilos durante la noche, así que realmente no ocurrió lo que se esperaba cuando se dispara este protocolo” por lo que consideró que “de alguna manera pareciera ser apresurada la medida de Camuzzi”.

El Vicegobernador afirmó que “la inyección en ningún momento se detuvo, nos lo garantizó la Secretaria de Hidrocarburos y la Petrolera pero las restricciones por precaución para mantener a salvaguarda la red domiciliaria se hizo”.

En lo que respecta a la ciudad de Río Grande “muchas empresas recibieron la orden de bajar el consumo”, y en el caso de la generación de la provincia “es un impacto económico importante porque las usinas debieron ser pasadas durante la noche a gasoil, y el costo es muy superior al del gas”.

Además, comentó que se han mantenido contactos con el Presidente de la Petrolera Apache, con el gerente de Camuzzi en Buenos Aires, y también con el Subsecretario de Coordinación y Gestión de Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Lic. Roberto Baratta.

Por último manifestó que “esto no puede quedar así, el Gobierno queda de rehén entre los intereses de un reclamo laboral que tiene la Petrolera y de medidas apresuradas de Camuzzi”.

“Creo que realmente la Petrolera deberá resolver los reclamos de los trabajadores porque las pérdidas son cuantiosas en lo que significa tener 10 fábricas cerradas en Río Grande” aseveró el Vicegobernador.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *