Mes Azul: “Es una patología muy severa, es importante empoderar a los pacientes para poder prevenir”

El Doctor Julio Torres, del servicio de diabetes y metabolismo del Hospital Regional de Río Grande, en conversaciones con Fm Fuego dialogó acerca del Día Mundial de la Diabetes y brindó información sobre la prevención y cuidados en relación a esta enfermedad.

En primera instancia el profesional sostuvo que “desde el servicio de diabetes y metabolismo del Hospital Regional de Río Grande y del Programa Provincial de Diabetes, a cargo de la Doctora Ana Parada, adherimos al Mes Azul” el cuál se llama así ya que “el 14 de noviembre es el Día Mundial Contra la Diabetes y el emblema de la lucha es un círculo azul, en representación de la bandera de la ONU, la lucha de todos los países contra la diabetes”. Asimismo, recordó que “el 1º de noviembre se conmemora el Día Latinoamericano de la Concientización y Prevención del Pie Diabético”.

En este sentido “a partir del 1º de noviembre se han comenzado a dar consejos diarios con respecto a la prevención de lesiones de pie con videos, se suma apoyo de celebridades; por ejemplo, acá participó Facundo Armas” y agregó que “la idea es que día a día dar un consejo nuevo hasta el 14”.

Sobre las heridas en el pie informó que “los pies son un sector del cuerpo olvidado y la prevención está en dedicarles tiempo, hacerles un examen. Sugerimos tocarse y ver si hay alguna discontinuidad o grieta, usar un espejo para ver cómo están las plantas de los mismos”. Del mismo modo, recomendó la asistencia periódica al podólogo “para que sea el encargado de cortar las uñas” ya que una lesión muy frecuente se da en el corte de uñas “porque el paciente no siente bien los pies o no ve y provoca lesiones y eso es la puerta de entrada a infecciones, que muchas veces se descontrolan porque no hay una buena circulación y pueden terminar en una amputación”.

Sostuvo que desde el comité de pie diabético “queremos instaurar el concepto de ataque de pie diabético y queremos ponerlo al mismo nivel que un ataque cardíaco o un ACV, porque el tiempo que transcurre entre que hay una lesión o infección y se va a la consulta es un tiempo perdido en el cual el tejido se va deteriorando y puede terminar en una amputación”.

Respecto de ello, señaló que actualmente se está perdiendo un miembro mayor o menor cada 20 segundos en el mundo “es una patología muy severa y de muy poca información, por eso es importante empoderar a los pacientes para poder prevenir”.

Acerca de la cantidad de pacientes que padecen esta enfermedad mencionó que “en el año 2006 la prevalencia a nivel nacional rondaba entre el 6% al 7% y hoy, 14 años después, estamos cerca del 12%” es decir, que casi se duplicó “es una enfermedad crónica que se comporta como si fuera una infección, es pandémica”. En Tierra del Fuego “no debe haber menos de 30 mil personas con diabetes, lo paradójico es que el 50% no lo sabe” por lo cual es muy importante el rastreo “educar a la población para consultar precozmente, para que se haga controles de salud y que consulte ante alguna sintomatología, aunque parezcan muy simples, pero que pueden ser el inicio de una diabetes”.

Por otro lado, expresó que según la última encuesta alimentaria, “en la provincia somos los primeros en sobrepeso y en obesidad infantil a nivel nacional, es muy grave y tiene una injerencia muy importante en la prevalencia de diabetes porque estos chicos son los pacientes que posteriormente van a tener la enfermedad” y señaló que es allí donde se debe actuar también “en atacar el sedentarismo, el exceso de uso de pantallas, la mala alimentación, porque cuando llegamos al paciente que ya tiene una lesión estamos llegando tarde”.

Una pregunta muy frecuente entorno a la diabetes es si la misma se puede curar y ante esta duda el doctor sostuvo “es una enfermedad crónica que no tiene cura” sin embargo, remarcó que “es cierto que en aquellos pacientes en los cuales la diabetes sea secundaria a un gran sobrepeso u obesidad y se hagan una cirugía bariátrica y pierdan masa corporal es muy probable que dejen de necesitar medicación y que sus controles de glucemia se normalicen” lo cual no significa que se curó “nosotros lo llamamos remisión, el paciente ya está en otro contexto pero si recupera peso en el tiempo, va a volver a tener la glucemia elevada”. Por lo cual deben seguir tomando los mismos recaudos que antes de la cirugía “tienen que seguir comiendo sano, haciendo ejercicio, no tiene que fumar, etc.”.

Otro de los temas que frecuentemente se vinculan con esta enfermedad, es el consumo de azúcar y al respecto señaló que “muchas veces la gente cree que el médico le va a prohibir todo, pero el hábito nutricional saludable implica que la alimentación sea variada, de hecho el 50% se debe basar en hidratos de carbono” sin embargo “lo que uno intenta es que no sean hidratos de carbono refinados, por eso uno sugiere que no se use el azúcar” ejemplificó. “Uno puede comer de todo, el tema son las cantidades y las combinaciones” aclaró.

Respecto de la atención en el HRRG dijo que “el servicio de diabetes no está haciendo controles de salud, pero no se ha dejado de hacer el control de pacientes de riesgo. No se deja de atender pacientes con pie diabético porque es una urgencia médica”. Asimismo, afirmó que “lo que no sugerimos son los controles de aquellos pacientes que vienen bien ya que el riesgo a una exposición de un contagio por Covid es mucho más alto que el beneficio que le podemos dar en el tratamiento”.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *