Salud advierte que la propuesta de Reencontrándonos “atrasa mucho”

Las autoridades del Ministerio de Salud, expresaron su preocupación por las críticas y las “falsas” acusaciones al gobierno provincial que –en materia de Salud Mental y Prevención de Adicciones- realizaron los titulares de la Asociación Civil “Reencontrándonos”, Stella Lavenia y Jorge Esteche.

“Tenemos grandes diferencias con Lavenia y Esteche en la forma de pensar el tema”, reconoció la Subsecretaria de Políticas de Salud, Valentina Minieri, quien remarcó que “desde el gobierno provincial, porque no es sólo el Ministerio de Salud, proponemos y sostenemos políticas que tienen su eje en los derechos, y consideramos a los pacientes sujetos activos de su tratamiento”.

En ese sentido, anotó que “no coincidimos con el forzamiento al tratamiento ni con propuestas estandarizadas, que son iguales para todo el mundo y se basan en el aislamiento”, ya que “no se puede esperar que darles las mismas instrucciones a todas las personas pueda ser muy útil”.

“Hace tiempo se sabe que hay que ofrecer posibilidades diferentes y hasta personalizadas, y es lo que cada día nos esforzamos por hacer en las instituciones públicas, donde son atendidos, además, muchos pacientes que quieren tratarse y no han podido encuadrarse en las exigencias de la propuesta privada”, señaló.

La licenciada Minieri aseguró que en la actual gestión de gobierno “no hacemos ni vamos a hacer una prevención que ponga sobre la mesa una sustancia para llamar la atención sobre eso” porque “demonizar un objeto que puede ser consumido, tiene al fin de cuentas el efecto contrario de prevenir”.

Advirtió que “esa forma de pensar el problema ha sido superada”, aseveración que, dijo, “pueden corroborar viendo, por ejemplo, el informe de la Comisión Global de Políticas de Drogas del año 2011”.

Observó que “hay provincias que han solicitado rotaciones de su personal para conocer cómo se integra en Tierra del Fuego el abordaje de problemas de consumo con el resto de la salud”, para manifestar luego que “estas instituciones privadas siempre son invitadas y han participado pero, lamentablemente, su propuesta atrasa muchos años”.

La funcionaria provincial lamentó que “aparentemente, lo único válido para estas personas (por Lavenia y Esteche) es lo que ellos hicieron en un momento del pasado en que fueron funcionarios públicos”.

Al respecto remarcó la necesidad de “ser más claros al hablar de estas cosas: no es falta de políticas, sino la política que no me conviene. No pueden desconocer que el Estado provincial que tanto critican no ha dejado de colaborar a través de distintos recursos y programas que ellos han solicitado”.

No se dimensiona el daño

Por su parte el Director de Salud Mental, Gabriel Acosta, expresó “preocupación por los dichos de la señora Lavenia, tanto por la falsedad en sus referencias al accionar del Estado provincial, como por el daño que provoca una comunicación masiva en la que se quiere hacer sentir que no hay acciones oficiales”.

El funcionario consideró que “no es responsable utilizar términos como ‘adicto’, ‘paco’, ‘marihuana’, en un espacio en el que no se puede abordar el tema en profundidad”, toda vez que “genera miedos y prejuicio en la audiencia”.

“Es poco serio instalar como preocupación en los ciudadanos de Tierra del Fuego que la amenaza es el ‘paco’, cuando los datos los tenemos e indican sobradamente el problema prioritario que representa el consumo de drogas legales: alcohol, psicofármacos, tabaco”, advirtió el licenciado Acosta.

Recomendó que “cuando se tratan estos temas, hay que evitar frases que son lugares comunes y sirven solamente para alarmar”.

“Además, estas personas tratan de instalar la idea de que el centro que presiden es la única opción”, advirtió el Director de Salud Mental, quien aseguró que “el Estado, al que tanto se critica, no dejó de ocuparse ni cuando se cambió la estructura en Salud ni en ningún momento”.

En tal sentido recordó que “al crearse la Dirección de Salud Mental, ésta llevó bajo su órbita las instituciones que atienden adicciones, y les aseguró una dotación importante de profesionales, operadores y talleristas, con diferentes tratamientos ambulatorios y hasta con internaciones para distintas necesidades”.

“Porque no son sólo los CPA”, aclaró, ya que “también los hospitales generales internan pacientes que tienen un consumo problemático en ciertos momentos de crisis”.

Agregó que “además hay recursos, como son los acompañamientos terapéuticos que antes ni se mencionaban y el programa de capacitación laboral que funciona en Ushuaia, que ha permitido que un grupo de personas, a partir de ir a una institución por un problema de consumo, lograran capacitarse y tener su primer trabajo remunerado”.

“Una falacia a todo nivel”

“Lo que se dice respecto de la prevención es una falacia a todo nivel, porque los distintos directores que pasaron en la gestión Ríos, todos implementaron acciones de prevención”, refutó.

En tal sentido dijo que la gestión llevó adelante “desde espacios de taller sistemáticamente sostenidos a lo largo del año con docentes de colegios secundarios, pasando por proyectos focalizados en barrios, con ONGs o vecinos, hasta campañas de reducción de consumo de alcohol, con presencia en medios, que fueron multisectoriales y sería imposible contar en este espacio todas las acciones que incluyeron”.

“¿Pero qué entendemos por hacer prevención?”, se preguntó, para explicar luego que desde el gobierno se toma el concepto “que realmente sirve”, ligado a “la promoción de hábitos saludables de vida, los programas sociales y comunitarios que fortalecen el tejido social, la inclusión que sostiene a las personas para que no tengan que recurrir a consumos que les van a hacer daño. Todo esto va junto y es coherente: la promoción de la salud, la prevención de problemáticas con un fuerte componente social y la asistencia”.

“Por último -dijo Acosta- me gustaría ser muy claro y conciso en decir que hay políticas claras de salud mental y adicciones en la provincia, que están en coincidencia con políticas nacionales, convenciones y tratados internacionales en materia de derecho. Por eso no estar de acuerdo con las mismas, es muy diferente de que falten políticas”.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *