Nuevo proceso de agilización en trámites para compras directas y obras

El subsecretario de Finanzas, contador Federico Zapata, se refirió al nuevo “Manual de Procedimientos de Compra Directa y de Obra por Contratación Directa” que ya fue presentado y su reglamentación a través de un decreto municipal que fue publicado en el Boletín Oficial.

Estos nuevos procedimientos permiten agilizar los trámites administrativos en los procesos de compras directas del municipio y se avanzará en otros jurisdiccionales de la administración municipal.

A modo de introducción Zapata dijo que “este proceso se inició en noviembre y diciembre del año pasado en un trabajo conjunto con la responsable de la Subsecretaría de Innovación Productiva, Cristina Morán y Flores, donde lo que empezamos a analizar es un relevamiento de expedientes administrativos, viendo que la dilatación de algunos procesos muchas veces eran por cuestiones administrativas”.

En este sentido, el subsecretario de Finanzas, explicó que “el decreto que reglamentaba la parte administrativa dentro del municipio es el 242 de 1989 y lo que se empezó a ver es que en la práctica había muchas exigencias que no tenían razón de ser, y había cuestiones que se habían desarrollado más todavía, como la informática –que avanzó mucho más que este decreto-; entonces lo que tuvimos que hacer fue acortar los procesos, de llegar antes a la necesidad”.

Dijo al respecto que el nuevo decreto permite “acortar muchos pasos que son innecesarios y una de las directrices de este proceso es que el proveedor municipal no tenga que venir tantas veces al municipio a presentar papeles innecesarios, sino que una vez que se presentara como Proveedor Municipal ya se lo pueda tomar como presentación de esos trámites”.

Añadió que “también muchas veces el circuito en sí hacía que (el proveedor) vaya de una Dirección a otra, cuando en realidad ya podría ir con cierta documentación y no tenga que volver. Así que básicamente se acortó en cuanto al proceso del ‘viaje’ del expediente, su circuito”.

Zapata relato que “muchas veces los procesos de obras –porque esto también habla de obras por contratación directa- se dilataban mucho en el tiempo y para hacer una obra se demoraba mucho y es así que en lo que comenzamos a trabajar era en cómo poder achicar estos procesos sin perder la transparencia en los manejos de los fondos públicos”.

El funcionario prosiguió: “después de un trabajo arduo con todas las áreas de administración, este jueves tuvimos el decreto publicado, ya con el número y se hizo la presentación donde también la idea era charlarlo entre todos para que se saquen sus dudas sobre la implementación porque muchas veces por ahí uno en lo abstracto puede ver cómo pueden llevar adelante los procesos, pero en la práctica tiene que hablar con todos los actores y lo importante en la charla del jueves es que estaban todos los actores presentes, directores de administración, la gente encargada de los procesos administrativos y se fijó un criterio, se explicó, y la idea es comenzar ya a trabajar con su implementación”.

“El sistema está orientado hacia el proveedor también”

El contador Federico Zapata ponderó que el nuevo sistema no solo garantiza la transparencia en el proceso administrativa favoreciendo el control de los fondos públicos de la ciudad, sino que además “se piensa en el proveedor; la intención es que el proveedor que inicie una obra pueda cobrar en término y que también pueda iniciar la obra en término”.

Zapata diferenció algunos conceptos administrativos en el área administrativa. “Compra Directa es todo lo que sean insumos básicos o bienes normales y por otro lado tenemos la obra por Contratación Directa; es decir, dentro de Obras Públicas hay un jurisdiccional que marca cuando una obra se puede hacer por Contratación Directa; cuando es necesario una Licitación Privada y cuando es necesario una Licitación Pública. En este primer paso lo que hacemos con este nuevo sistema es reglamentar nuevos procedimientos para la Contratación Directa. Lo mismo pasa con los procesos que no son obras públicas. Puede ser una Compra Directa, un Concurso de Precios, una Licitación Privado o una Licitación Pública. El primer paso es la Compra Directa”, explicó.

En este sentido precisó que “el jurisdiccional que tenemos para la Compra Directa es de 95 mil pesos; y en la obra pública por Contratación Directa es de hasta 500 mil pesos”.

“Un proceso que sea largo no necesariamente significa que sea transparente ni mucho menos que sea eficiente, porque la dilatación en el tiempo conspira contra la eficacia y la idea es que sin rescindir de la documentación el proceso y el expediente sea eficiente”, resumió.

Explicó que todos los procesos administrativos se basan en la Ley Provincial de Contabilidad “y este decreto solo se aplica a la reglamentación de los procesos de modo de tornarlos más eficaces”.

Por último, y en lo que hace a las licitaciones privadas y públicas, “ya tenemos un borrador, estamos puliendo los últimos detalles para que esté acorde a la legislación vigente, como la Ley de Obras Públicas y la Ley de Contabilidad”.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *