Niños de Estancia Sara se conectaron epistolarmente con pares franceses

A través de una iniciativa conjunta entre el Municipio de Río Grande y la Alianza Francesa niños de la Estancia Sara se conectaron epistolarmente con sus pares de un pueblito francés.

Silvia Leone – Coordinadora de Educación del Municipio, comentó al respecto que “este es un trabajo muy lindo y muy gratificante, porque a través solamente de la gestión que hicimos nosotros, pudimos conectar un grupo de niños de la Estancia Sara con un pueblito de Francia, que gracias al contacto a través de la profesora de la Alianza Francesa, ellos pudieron empezar a intercambiar charlar y cartas y cosas lindas”.

Agregó que “nosotros sólo fuimos un vehículo para poder acercarlos a ellos, que puedan concretar este proyecto, y a través de nuestro intendente Gustavo Melella también pudieron dejar un mensaje y conocer un poquito más de nuestra ciudad, ya que se intercambiaron libros y cuestiones muy nuestras, que llegó a manos de esos niños para que puedan aprender más de nuestro lugar, nuestra región, nuestras costumbres, y esto permitió que, también ellos, imitaran un poco este gesto, y les mandaran también a través de su autoridad local un libro a los niños de la escuela. Muy contentos por haber colaborado y que se pueda concretar este proyecto”.

Leone explicó que “el objetivo es el intercambio; que los niños conozcan otros lugares, no sólo a través de un mapa, sino de un contacto más directo con otros niños, sus costumbres, su educación, sus hábitos, que por más de que estemos muy lejos en cuanto a cantidad de kilómetros que nos separan, hay muchas cosas también en común, muchos hábitos, y esto que los hermana también; la educación y estar dentro de un sistema y el estudio por sí mismo. Entonces, aprender de otra forma; no sólo en el aula y con una cuestión académica o un sistema cerrado, sino a través de poder abrirnos a otras culturas, a otras costumbres y valorar las nuestras también”.

Por su parte Bárbara Lounis, Profesora de francés de la Alianza Francesa, compartió que “lo que hacemos es traducir las cartas que se envían los niños de la escuela de Estancia Sara, con los niños de la escuela de Briollay. Esa es nuestra función”.

Aseguró que “la recepción de los chicos de Francia fue muy buena. Muy bien, me estaban esperando, les entregué el libro junto con ‘chucherías’ también, hicieron tanto un intercambio de libros como de ‘chucherías’, y estaban muy contentos. Hicieron un montón de preguntas; cómo vivimos aquí, la ropa que usamos, qué es lo que comemos, preguntas de niños de ocho años. Después, para responder a los niños de Estancia Sara y al intendente de aquí, pues ellos también entregaron un libro, firmado por el intendente de allá de Briollay, y un montón de ‘chucherías’ también”.

Añadió que “de momento va a haber un poco de tranquilidad, porque allí es verano, entonces están en vacaciones de verano. Hasta septiembre no vuelven a arrancar las clases, cuando vuelvan a empezar las clases volvemos a hacer lo mismo que hicimos hasta ahora, una escuela manda una carta a otros, se presentan, hacen preguntas; la otra contesta y hace preguntas a su vez, y nosotros ahí en el medio traducimos”.

“Es buenísimo el poder acercarles un poquito a este idioma; es bueno, ya que ellos al vivir allí, pues no tienen acceso a una academia de idiomas, y lo poco que pueden ver del mundo exterior es a través de internet. Entonces, todos nosotros, junto con Silvia, podemos hacer actividades y enseñarles algo diferente”, finalizó.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.