Lino Adillon sobre las salmoneras “hay que ser muy demente para defender este proyecto”

Fm Fuego conversó con el propietario y fundador del Restaurant “Volver” de Ushuaia, Lino Adillon, acerca de los riesgos de las salmoneras y el proyecto “Sin Azul No Hay Verde” que está impulsando.

Sobre el proyecto para impedir que se instalen las salmoneras en Tierra del Fuego señaló “Hace 4 años que vengo peleando con esto” y sobre el anterior Proyecto de la granja multitrófica en las aguas del Canal de Beagle impulsado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología sostuvo “sabía que detrás de esto venía una salmonera”.

“Hoy por hoy estamos en una situación más esperanzadora, quienes hoy están en el gobierno, en su campaña presentaron un Proyecto de Ley que prohibiría la acuicultura de esa manera en todas las aguas de Tierra del Fuego” destacó y subrayó “estamos muy esperanzados de que esto va a salir, no molesta a nadie, es una Ley protectora para las especies y el agua”.

Acerca de la granja multitrófica dijo que “quedó en la nada” y que “tomó carácter de salmonera, como yo decía, esos fondos venían del Banco Interamericano, el dinero había sido puesto por Noruega, todo lo que ellos tienen prohibido en el hemisferio Norte lo querían hacer acá”.

“Solamente tenemos que mirar lo que está padeciendo Chile, todos los desastres que ha hecho la industria, ha devastado con todas las especies que había de Chiloé para abajo”, expresó.

“Ni siquiera es real que van a generar puestos de trabajo y destruye toda la mano de obra artesanal” sentenció y destacó que Río Grande “tiene muchísima pesca artesanal con respecto al Robalo, la gran cantidad que viene a venderme los pescados son de allí”.

Respecto del proyecto “Sin Azul No Hay Verde” comentó que “la idea que surgió es que hagamos una vianda para darle un plato de las especies locales a los legisladores”. Debido al contexto de pandemia, a los funcionarios de Río Grade se les enviará un baucher “para que lo retiren cuando puedan, la idea es que lleguen al producto” y a los que están en Ushuaia “lo vamos a ir entregando en la semana de a poquito” explicó.

“Llevarles la comida es hacer una acción para hacerles saber que estamos esperando que se hable de esta Ley” y agregó que la idea es “que prueben ese producto, que sepan que es natural, autóctono y que no tenemos la necesidad de poner en riesgo una paleta infernal de especies que tenemos en el Canal y en las aguas de la Costa Atlántica”.

El chef explicó lo que produce la instalación de una jaula de salmones “vista desde arriba ves una cancha de futbol, pero para abajo es como un edificio de 7 pisos lleno de salmones, donde si fuera un departamento viven 500, lo que produce enfermedades para lo cual el alimento cuenta con antibióticos para poder neutralizarlas”.

Acerca del alimento dijo que “de 10 toneladas que se le arrojen solo van a comer el 25% y el resto va a ir a parar al fondo del mar, es decir, 7 toneladas y media en el fondo marino que se va a ir acumulando y alterándolo, y la putrefacción de ese alimento va a ir subiendo y se va a juntar con todos los desechos que producen los salmones generando una fermentación que produce más bacterias, polusión, falta de oxígeno, marea roja, entre otros” y concluyó “cuando todo eso está podrido, esa parte del mar está muerto y no se recupera nunca más”. “Toda la carga de pesticidas y antibióticos que lleva el salmón es lo que vamos a comer” alarmó.

Acerca de este importante proyecto consideró “tengo mucha esperanza que vamos a lograrlo y ser un ejemplo, la naturaleza que tenemos es lo que el mundo viene a buscar a la Patagonia”. “Hay que ser muy demente para defender este proyecto” sentenció sobre las salmoneras.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *