La alentadora historia de Arcadio que abrió su panadería “Abuela Topo” a pesar de la crisis

En el marco de la pandemia y el momento tan difícil que se está atravesando tanto en el contexto local como mundial, un vecino de la ciudad de Río Grande tomó la decisión de abrir una panadería junto a su hijo adolescente. Se trata de Arcadio Pérez, dueño de la panadería “Abuela Topo” quien sostuvo: “No lo pensamos dos veces, lo emprendimos y hoy estamos acá dando nuestros frutos, vamos dando nuestros pasos”.

“La panadería se llama Abuela Topo, en homenaje a mi mamá” contó orgulloso Arcadio acerca del local ubicado en el barrio AGP sobre calle O’higgins al 815.

Sobre las razones que lo llevaron a iniciar con este emprendimiento dijo que “primero, el nombre es por homenaje a mi vieja que partió al cielo, fue algo triste, ella en vida pudo ver el negocio y le encantaba”. “Ella es un ejemplo para nosotros” señaló y en segundo lugar dijo que “en mi caso, cuando comenzó la pandemia me quedé sin trabajo, yo vendía en la calle y no podía seguir por el tema de la salud y los cuidados”.

Sostuvo que “emprender un comercio hoy en día es muy complicado porque requiere un capital exitoso para poder arrancar, maquinaria, mercadería, lo que requiere la pastelería” y comentó en relación a su caso “nosotros abrimos hace 2 meses y medio, se me prendió la lamparita con mi pibe” dijo refiriéndose a su hijo de 18 años, quien será el referente del negocio.

Acerca de los inicios de su emprendimiento, comentó que, económicamente, su familia contaba con el dinero justo para los gastos diarios, y luego de cobrar el IFE “fuimos y pagamos el alquiler del local que tenía una vecina, que nos cobró barato y nos dio una mano. Nos prestó algunas maquinas y había algo que yo tenía”. Luego señaló muy agradecido el accionar de allegados “teníamos algunos amigos panaderos que me dijeron ‘Arcadio, quédate tranquilo, nosotros te llenamos la panadería con cosas dulces y pan’, otros que colaboraron con algunas bebidas, y así fui armando, todo a base de amistad y solidaridad” destacó. “Con esa ganancia la fuimos peleando día a día hasta que fuimos armando bien el negocio” contó.

Asimismo, remarcó las ayudas que brinda el gobierno en esta situación tan crítica “digo siempre que el gobierno y la municipalidad te acompañan mucho y hay muchas ayudas sociales, si uno va y busca y se emprende puede conseguir muchas cosas” consideró y remarcó que “siempre hay que aspirar a algo, no quedarse a esperar que le llegue una ayuda, hay que salir a buscarlo”.

Arcadio, consultado por la especialidad de la casa dijo que es “un pan flauta tipo para choripán, especial para los asados, riquísimo, a eso de la una de la tarde ya lo hacen desaparecer” comentó entre risas.

Finalmente, llamó a los jóvenes de la ciudad que se encuentren atravesando con dificultades económicas en sus familias o sin trabajo a “animarse a buscar, ya que tienen la posibilidad de entrar en las redes sociales, el gobierno y municipalidad están ayudando mucho, hay programas sociales y planes, no sólo hay que recibir un plan, hay que trabajarlo y capacitarse” y puso como ejemplo el caso de su hijo con quien codo a codo están llevando adelante su negocio. “Hay cosas para hacer, no hay que quedarse” sostuvo animando a los vecinos y vecinas a salir adelante a pesar del desalentador contexto.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *