Dióxido de Cloro: “Están negando un derecho y la posibilidad de salvar a mi padre”

Recientemente se dio a conocer el fallo de la justicia a favor de Clínica San Jorge de la ciudad de Ushuaia, a raíz del pedido de una joven de que se le aplicara dióxido de cloro a su papá, quien está internado en UTI desde el 24 de octubre con Covid-19. Fm Fuego se comunicó con la persona que ha hecho tal pedido a la justicia, Debora García, para conocer más al respecto.

La joven, en principio expresó “ante todo, no es fácil estar hablando porque nos acaban de informar que mi padre hizo un retroceso impresionante negativamente, esta noticia nos ha impactado mucho. Ha vuelto al coma farmacológico, al respirador y está en shock séptico”.

En tal sentido dijo que “estamos viendo que los plazos judiciales no van de la mano de la necesidad que hoy tenemos y evidentemente la justicia tampoco está de nuestro lado, los fallos han sido a favor de la clínica y en este contexto hemos decidido parar, incluso la casación y demás, sabemos que son tiempos que no van a ir de la mano con la realidad que está atravesando nuestro padre y necesitamos hacer un cierre en paz. La batalla legal hasta aquí llega”.

Comentó que “yo tomé contacto con Comusav Argentina a través de mi hermana que vive en Ecuador, ella es terapeuta medica holística y trabaja en clínicas donde hacen uso de lo que es la medicina alternativa y están acompañando con dióxido de cloro a personas que incluso estaban con problemas por Covid” y prosiguió “ella se puso en contacto con el presidente de Comusav de Costa Rica y pudo contactar al presidente del mismo en Argentina, el Dr. Damian Pelizzari, gracias a quien hemos podido hacer todo lo que se hizo” sostuvo.

En relación al dióxido de cloro destacó que “no es lo mismo cuando se habla del Kit de MMS que cuando se habla de CDS, el cual tiene una concentración fija, estable, sin impurezas y está preparado con los instrumentos que se necesitan” y remarcó que “el que yo ingresé a la clínica el 31 de octubre es un preparado que hizo un farmacéutico certificado de Tucumán, de CDI para hacer tratamiento intravenoso” el cual “tiene un protocolo incluso mucho más cuidadoso en el proceso técnico de elaboración”. Señaló que “éste preparado se hizo como una fórmula magistral, los farmacéuticos pueden elaborarlas con una orden médica”.

“Damián hizo la orden médica a este farmacéutico y el 31 de octubre mi abogado ingresa el CDI, la ficha técnica de elaboración y el protocolo de administración, firmado por los médicos Damián y Fabiana (vicepresidenta de Comusav) y no recibimos respuestas formales por escrito hasta el día del amparo donde su defensa presenta el rechazo y el fallo del juez es a favor de la clínica” explicó.

Expresó que luego del fallo “no me sentí frustrada porque uno va con la mirada realista, sin embargo le dije a mi abogado que sigamos” no obstante “en este proceso que acaba de hacer mi padre, yo lo fui a ver y estaba desconectado, abrió sus ojos, me miró y ahora que me digan que entró en shock séptico, decimos bueno ya está, paremos con esto porque la justicia no va a fallar a favor nuestro y lo que estamos pidiendo, que no es una locura”.

Manifestó que “cuando uno pide estas cosas te tratan de fundamentalista, no es una panacea, no hay nada claro frente al Covid y hay pruebas de que está dando resultado, frente a eso nos sostuvimos con mi hermana para hacer este pedido” y comentó que su hermana aplica actualmente este tratamiento con resultados favorables.

Afirmó que, de haber obtenido un fallo a favor, se podría haber salvado la vida de su padre “creo que ellos tendían que haber aceptado porque es una oportunidad. Nos están negando un derecho y la posibilidad de salvarlo frente a un contexto donde no hay nada claro, a mi padre le infundieron el plasma convaleciente y a las 24 horas estaba en coma inducido” el cual aseguró que fue sin previo aviso “me quitaron la posibilidad de hablar con mi padre en los últimos momentos, hay un paradigma muy biomédico donde la cuestión humana no se toma en cuenta”. Aseguró que “yo entiendo que están poniendo el cuerpo, con sus métodos, la lucha no es personal, es contra todo un sistema y que se abra la mirada. A mí me plantearon que son los médicos los que no quieren”.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *