Condenaron en Comodoro Rivadavia a un joven de Río Grande

Un joven de Río Grande, identificado como Diego Ariel Romarión de 31 años, que tiene un vasto antecedente penal por causas de drogas, fue condenado en Comodoro Rivadavia a cumplir la pena de 4 años de cárcel, en un proceso de juicio abreviado.

El acusado fue encontrado autor penalmente responsable del delito de transporte de estupefacientes. Además, por una causa anterior tramitada en el Juzgado Federal local, se lo declaró reincidente.

Romarión está detenido desde el primero de abril de este año, en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, cuando personal de Gendarmería Nacional, que realizaba un control de rutina en la ruta 3, descubrió que transportaba un cargamento de más de un kilo de cocaína; en un vehículo Ford, modelo Fiesta, dominio AB 287 MF.

El detenido iba junto a otra persona, identificada como Jhon Morales, quien en todo momento dijo desconocer la procedencia de la droga y ante la falta de pruebas en su contra, fue sobreseído.

En tanto, Romarión fue procesado y su detención se transformó en prisión preventiva, al serle atribuida la figura de autor penalmente responsable del delito previsto en el artículo 5 inciso “c” de la ley 23.737 (transporte de estupefacientes).

Si bien el doctor Lucas Sartori, abogado del imputado, había solicitado la excarcelación de su defendido, desde la Cámara Federal de Apelaciones le fue rechazada, debido a que existían sospechas de “una eventual intención de fuga”, ya que no “acreditó un especial arraigo o exhibió una vocación de sujeción que le permita desvirtuar el supuesto legal expuesto”.

Además, los jueces al rechazar el beneficio de la excarcelación recordaron que “posee un antecedente condenatorio según el informe del Registro Nacional de Reincidencia, por infracción a la misma ley que hoy lo tiene como protagonista”; por lo que las “situaciones reseñadas son indicios negativos, lo que constituye el parámetro objetivo que impide la concesión del beneficio excarcelatorio solicitado”.

De esta forma, al considerarlo reincidente, en la sentencia por el caso ocurrido el primero de abril pasado, Diego Ariel Romarión fue condenado a cumplir de manera efectiva los 4 años de cárcel y además se procedió al decomiso del auto Ford Fiesta, al ser considerado un “instrumento del delito”.

El pasado mes de junio, el propietario del Ford Fiesta, Claudio Alfredo Romarión, padre del detenido, había solicitado la restitución del automóvil, pero esa medida fue rechazada, sobre todo ante un planteo que formuló el fiscal de la causa, que solicitó al Tribunal que no se conceda la devolución de la unidad.

Antecedentes

Varios antecedentes computa Diego Ariel Romarión vinculados a casos de drogas. En 2012, escapó de un control policial, donde se le requiso su vehículo y se encontró marihuana y cocaína. Tras la fuga, se procedió a su detención en un allanamiento realizado en un departamento ubicado en Prefectura Naval al 900, en el sector de Chacra II.

En el 2015, este joven también fue detenido por la Policía, en inmediaciones de la clínica privada CEMEP, como consecuencia de la denuncia de una joven de 22 años que fue rescatada de la explotación sexual a la que era sometida. La causa derivó en un allanamiento en la vivienda de Romarión donde se incautaron cuatro plantas de marihuana.

Más reciente, en noviembre de 2016, la Policía Provincial realizó una serie de allanamientos en el marco de una investigación de varios meses respecto de personas vinculada a la presunta comercialización de estupefacientes en la zona de Chacra II. De esta manera llegaron a los domicilios de Antonio Gerardo Calderón y Diego Romarión.

Fuente: EDFM

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.