Vecinos denuncian el envenenamiento de perros en Ángela Loig al 150

En menos de una semana, seis perros murieron por este motivo y también por la ingesta de alimento con vidrio molido. Ya fueron realizadas 4 denuncias en la Policía provincial para que encuentren al culpable, aunque se especula sobre una mujer que habría amenazado en algún momento con envenenar a los animales.

Los vecinos se mostraron indignados con la situación y preocupados por el peligro que esto conlleva, no sólo para sus mascotas sino también para los niños.

Uno de los damnificados relató la triste secuencia de la muerte de su mascota, que demoró tan solo unos minutos en fallecer: “Estaba volviendo del trabajo con mi perrita y cuando llegué a mi casa empezó con las convulsiones. Al principio, mi primera reacción fue meterle los dedos en la boca para inducirle el vómito, pero no logré que lo haga. Mi perra falleció a los 10 o 15 minutos en la camioneta, yendo al veterinario. El proceso del envenenado fue muy rápido, le provocó una hemorragia interna”.

En ese sentido, continuó: “Nos dimos cuenta con unos vecinos que no sólo les están tirando veneno sino que les están dando alimento con vidrio molido. Están perjudicando a todos los vecinos de la zona y no sólo a los perros de la calle sino también a los que están en patios cerrados. La persona que está haciendo esto no se va a esconder fácil”.

“Estuvo muy confuso el tema del veneno, el veterinario no sabía qué decirme porque si hubiera sido veneno no debería haberle provocado la muerte en menos de 20 minutos; fue demasiado rápido”, agregó.

Otra de las vecinas explicó que “la situación es muy triste. Uno de los animales era una perrita rescatada y después de varios meses había mejorado y la habían adoptado. El sábado a la noche me llaman llorando, diciéndome que la perra había fallecido. Ahí me contaron que habían encontrado en la caca algo brillante que podría ser vidrio”.

Por otro lado, puntualizó en que estas situaciones no se están dando sólo en la calle: “No sé la situación de los otros perros, pero esta perrita estaba en el patio del frente. O sea, no podés tener a tu perro en el jardín, es una locura”.

“Hay cuatro denuncias realizadas. Con nuestros compañeros estuvimos hablando de contactar a un abogado. Algo hay que hacer, esto no puede quedar impune. No pueden seguir matando así”, concluyó.

Asimismo, otra de las vecinas sumó su preocupación ya que, el hecho de que los envenenamientos traspasen a la propiedad privada implica también un peligro para las personas que habitan allí: “Si están tirando esto dentro de los patios, no es sólo un riesgo para los animales sino también para las criaturas”. 

“Yo tengo tres hijos. Obviamente, hoy no me dan ganas de que salgan a jugar al patio porque tengo miedo. Quiero que se pidan las cámaras, que trabajen y hagan lo que tengan que hacer pero que se encuentre al culpable”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + tres =

42 − = 39