Taxista fallecido en Río Grande: Aseguran que el deceso fue por Gripe H1N1

Hoy se velaron los restos del taxista Álvaro Vega y la familia decidió dar a conocer que su fallecimiento fue por Gripe A, confirmando el resultado positivo de H1N1, que hasta ahora no quisieron dar a conocer las autoridades de salud.

Desde ayer circulaban las versiones y hoy se prevé que los funcionarios de epidemiología brinden una conferencia de prensa ante la evidencia, para explicar la situación de este paciente que permaneció más de dos semanas internado en el hospital Río Grande, hasta que se decidió su derivación a la clínica de la UOM.

Por FM Aire Libre se leyó el certificado, que llegó a manos de la prensa porque la familia quiso que se conozca la verdad, al igual que sus compañeros.

El taxista había concurrido a una clínica privada el 3 de junio, por un malestar respiratorio y fue medicado. El miércoles 5 de junio fue al hospital con un cuadro agravado y al domingo siguiente volvió al nosocomio y quedó internado.

Hasta el 21 de junio estuvo internado en el hospital, según se informó en la emisora, donde había permanecido por más de dos semanas, hasta que se lo derivó a la clínica de la UOM.

Familiares y amigos aseguraron que en el hospital les habían informado que en el hospital dieron negativos los hisopados, respecto de la existencia de la cepa H1N1, pero en la clínica de la UOM el resultado fue positivo.

El certificado está firmado por el Dr. Eduardo Serra, rotulado como “informe estadístico de defunción”. Textualmente registra como causa de muerte el “paro cardiorrespiratorio, síndrome pre respiratorio de adulto debido a Gripe H1N1”.

Álvaro Vega falleció ayer a las 7:45 de la mañana y fue velado hoy. Las autoridades de salud fueron consultadas por la emisora pero no respondieron sobre los motivos del fallecimiento.

Se prevé la confirmación de las autoridades de Salud en rueda de prensa, que tendrá lugar en el hospital Río Grande.
La emisora agregó que “las dos muestras en el hospital dieron negativo pero en la clínica confirmaron que el segundo hisopado había dado positivo”, por lo cual se duda ahora sobre la posibilidad de mala praxis o negligencia, al no haber abordado a tiempo el tratamiento, de ser así el resultado.

Vega tenía 51 años, y si bien no estaba vacunada, no era un paciente de riesgo según la familia, porque no padecía enfermedades crónicas ni cardiorrespiratorias, era vegetariano hace tiempo por lo cual se presume un cuidado especial de su dieta y su salud.

Fuente: SUR54

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *