Seis asesinatos en 24 horas sacuden a Rosario

El crimen del extestaferro de un narcotraficante, convertido en testigo contra su antiguo jefe, inició un raid de muertes y atentados. Para el secretario de Seguridad de Santa Fe, se tratan de “pases de factura” narcos.

Cinco personas fueron asesinadas en las últimas 24 horas en la ciudad santafesina de Rosario en ataques tipo sicario y una murió tras ser baleada hace dos semanas, en una saga de violencia letal de la que se recorta el crimen de Carlos Arguelles, extestaferro de un jefe narcocriminal contra quien declaró en una causa judicial y que ya había sido baleado.
Por su parte, el secretario de Seguridad de Santa Fe, Germán Montenegro, aseguró este martes que estos hechos son “un pase de facturas” entre bandas vinculadas al narcotráfico.

“El diagnóstico que tenemos tiene que ver con balaceras y acciones relacionadas con problemas vinculados al narcotráfico”, sostuvo Montenegro y agregó: “Se están cobrando facturas entre miembros de organizaciones y nosotros estamos trabajando en la prevención, algo muy difícil por el tipo de actividad criminal.”

Un testigo clave

Todo comenzó con el crimen de un testigo clave en la causa del líder narco Esteban Lindor Alvarado fue asesinado a balazos mientras se encontraba en su taller mecánico en la ciudad de Rosario, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió hoy en calle Garay al 3500, en un barrio ubicado en el sudoeste de la mencionada localidad, cuando dos hombres y una mujer, que se movilizaban a bordo de un vehículo marca Volkswagen de color bordó atacaron a balazos a la víctima.

Según la declaración de los testigos, los atacantes efectuaron varios disparos de armas de fuego, algunos de los cuales impactaron en la cabeza del hombre, mientras se encontraba en su taller mecánico. Era un mecánico que arreglaba y acondicionaba vehículos a Esteban Alvarado. La víctima, identificada como Carlos Argüelles (46), fue trasladada de urgencia al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (HECA), pero finalmente falleció como consecuencia de las graves lesiones producidas por los impactos de bala.

Según fuentes del Ministerio de Seguridad provincial, Argüelles, quien ya había sido blanco de otros dos ataques a balazos, no quería custodia policial ni había aceptado ser reubicado en otra provincia, por lo que “no era un testigo protegido”.

En enero último, la víctima sufrió un intento de asesinato tras declarar contra el presunto líder narco, detenido en noviembre de 2018 en Embalse Río Tercero por estar sospechado de planificar el asesinato del prestamista Lucio Maldonado.

A partir de entonces, Alvarado tuvo múltiples acusaciones por asociación ilícita en la justicia provincial y por narcotráfico en el fuero federal. En julio de 2019, Argüelles accedió a una morigeración de prisión preventiva y, si bien continuaba ligado al proceso judicial, podía circular en libertad.

Cuatro sospechosos que se trasladaban en un auto con una bomba incendiaria tipo molotov fueron detenidos por el homicidio de Carlos Héctor Argüelles en la noche del lunes.
Se trata de tres hombres y una mujer, que fueron atrapados a bordo de un Volkswagen Fox rojo, idéntico al que los testigos señalaron en la escena del crimen.

Los otros crímenes

El segundo asesinato de la seguidilla de crímenes ocurrió también el lunes, alrededor de las 19.30, frente a una estación de servicios ubicada en Mendoza y Avenida Circunvalación.

Según las primeras averiguaciones, Damián Rodríguez (23) pasaba caminando por el frente de esa estación de GNC cuando fue sorprendido por otro hombre que se bajó de una camioneta roja y abrió fuego en su contra, tras lo cual escapó a bordo de vehículo que era conducido por un cómplice.

También murió este lunes Anastacio Luis Torren (43), hermano del jugador de fútbol de Argentinos Juniors, Miguel Ángel Torren, que había sido baleado el 25 de agosto pasado en la vereda de la calle Puerto Argentino 4200, tras ser atacado por dos hombres que se movilizaban en una moto.

Mientras que alrededor de las 22, un hombre identificado como Matías Ezequiel Serrano (29) fue asesinado a balazos en Manantiales al 3700 cuando circulaba en moto.De acuerdo con la pesquisa, la víctima fue atacada por dos hombres que le dispararon sin que mediara discusión.

A su vez, el quinto homicidio también posee las mismas características: agresores que disparan al pasar desde una motocicleta. Este hecho ocurrió a las 23.15 en la localidad de Villa Gobernador Gálvez y la víctima fue Federico Ariel Rampello, baleado en la vía pública.

Por último, este mediodía, dos personas que se movían en moto dispararon contra Elías Salinas, el cadete de una rotisería ubicada en avenida Pellegrini al 5600 que, según fuentes policiales, había sido baleada la semana anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =

2 + = 10