San Pedro: matan a golpes y patadas a acusado de violar a una niña

 

Un hombre que había sido denunciado por abusar sexualmente de una niña, de 4 años, fue asesinado a golpes en la cabeza y patadas por un grupo de al menos ocho personas allegadas a la víctima y por el hecho fue detenida la madre de la pequeña, en un violento episodio, que se vinculó con un caso de «justicia por mano propia», registrado en una vivienda del pueblo de Gobernador Castro del partido bonaerense de San Pedro.

El fallecido fue identificado como Miguel Angel Romero (de 35 años y apodado «Chuky»), quien había salido de prisión recientemente, tras purgar una condena por robo. Tras las graves heridas sufridas, se produjo su fallecimiento cuando era asistido por los médicos en el hospital municipal de San Pedro.

Según trascendió, Romero fue linchado por una patota que le atribuía la violación de una nena, de 4 años, nieta de un amigo del grupo agresor. El hecho de abuso sexual había sido denunciado, el pasado sábado, por la madre de la pequeña en la Comisaría de la Mujer y la Familia de San Pedro y frente a cierta inacción policial, se habría consumado el ataque en la nochecita del pasado miércoles.

No obstante, los investigadores aclararon que «el informe médico practicado sobre la menor indicó que no presentaba signos de haber sido víctima de abuso sexual con acceso carnal, aunque eso no implica que no haya sufrido otro tipo de abuso. Estábamos en pleno proceso para determinar si ‘Chuky’ había sido el autor de ese delito, pero un grupo entre siete y ocho de personas lo atacó».

El «linchamiento» ocurrió frente a una vivienda colectiva, conocida como la pensión del Mencho, en el pueblo de Gobernador Castro, a la que la madre de la niña llegó con otros familiares y allegados, hostigando a Romero y culpándolo de la violación, hasta que comenzaron a golpearlo con trompadas, patadas y objetos contundentes.

«Romero era amigo de la familia y a veces llevaba a la nena a la escuela, pero cuando el sábado lo denunciaron se fue a vivir con un amigo suyo a ese lugar, en el que fue localizado», se indicó, agregando que «entre siete y ocho personas llegaron a la pensión y al menos cuatro de ellas entraron a la habitación, para atacarlo en venganza por la presunta agresión sexual».

Luego del ataque, el hombre permaneció unas horas recostado, hasta que después salió a caminar, aunque a tres cuadras se desvaneció en la calle. Se lo trasladó en una ambulancia hasta el hospital de San Pedro, donde ingresó en coma y quedó internado, hasta que se produjo su deceso, a raíz de un traumatismo de cráneo severo que le provocó un compromiso cerebral irreversible.

José Herbas, jefe de guardia del centro asistencial, manifestó que «a través de una tomografía computada se comprobó que tenía diferentes grados de hemorragia con edema cerebral. Había también una fractura de hueso lo que nos hizo pensar en una importante golpiza y pensamos en una derivación, pero el cuadro era muy severo«.

En tanto, la autopsia estableció que falleció a raíz de los golpes recibidos y que también tenía una lesión de vieja data en la cabeza.

 

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.