n restaurante cobra un suplemento a los clientes que hacen “preguntas estúpidas”

Un usuario de Instagram denunció hace unos días con una foto que en un restaurante de Denver, en el estado de Colorado (Estados Unidos), le habían cobrado un plus de 38 centavos por realizar una “pregunta estúpida”.

El restaurante en cuestión, Tom’s Diner, es un clásico de  Denver.

Tiene buena reputación y fueron los propios clientes los que evitaron que fuese demolido. Por lo que en la ciudad estadounidense el restaurante está considerado una institución, y forma parte del registro de lugares históricos del estado.

Tras la publicación de este  post en la red social , el suplemento por la “pregunta estúpida“ se hizo viral, y lo cierto es que en la carta del restaurante hay un apartado en el que se enumeran una serie de preguntas “estúpidas” por las que se cobraría un suplemento. 

Es decir, que el comensal que publicó la foto ya estaba advertido, pero lo que no ha querido revelar , es cuál fue exactamente la pregunta que hizo.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *