LA VIRGEN DEL LUJAN VOLVIO A LA ARGENTINA, ESTUVO EN LA GUERRA DE MALVINAS

BUENOS AIRES.-Escoltada por el Soldado combatiente de Malvinas Jorge Palacios y con una demora de 24 horas, la imagen que acompañó a los soldados argentinos durante el conflicto bélico llegó esta mañana al aeropuerto de Ezeiza proveniente de Roma, luego de ser bendecida por el Papa Francisco. El retraso del vuelo de Aerolíneas Argentinas impidió que se concretara el protagonismo que pretendía imponer la presidenta de la Comisión de Familiares Caídos en Malvinas, María Fernanda Araujo, junto a los sectores de veteranos ligados al gobierno de Mauricio Macri.

Debido a un desperfecto en el sistema hidráulico del avión de Aerolíneas Argentinas que tenía previsto trasladar desde Roma a la Virgen de Lujan y a la comitiva que fue a buscarla, y que demoró su arribo a la Patria luego de 37 años de permanecer en Gran Bretaña; esta mañana llegó a Ezeiza la imagen de la Virgen que acompañó en 1982 a los soldados argentinos que protagonizaron la Guerra de Malvinas.

El 9 de abril de 1982, siete días después del desembarco militar en las Islas Malvinas, la imagen salió del continente una escultura venerada de 38 centímetros construida en Mar del Plata a base de arcilla cocida.

Es la misma que esta mañana arribó a hora temprana al aeropuerto de Ezeiza, donde fue recibida con honores por efectivos de fuerzas armadas, de seguridad y veteranos de guerra, quienes, junto al obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, la acompañaron con una bandera argentina con la leyenda “Islas Malvinas, patria y soberanía”.

Su paradero parecía desconocido, dado que no se sabía que finalizada la guerra la Virgen había sido trasladada a Gran Bretaña donde se entronizó en la ventana oriental de la Catedral de San Miguel y San Jorge de Aldershot, en el condado de Hampshire, sede del obispado castrense británico.

Fue recién en 2017 que la imagen fue descubierta por miembros de la organización católica argentina “La fe del Centurión”, quienes iniciaron el reclamo para su regreso al país.

En esa fecha, cuando Daniel Doronzoro, fundador y presidente del grupo “La Fe del Centurión”, de la diócesis de Quilmes, encontró en un recorte periodístico la historia de su traslado contada por el médico militar inglés James M. Ryan, se motorizaron las gestiones para su repatriación, involucrando al obispado castrense a cargo de monseñor Olivera, quien le envió una comunicación formal al obispado británico.

La gestión de Olivera tuvo resultados positivos, dado que el obispo inglés Paul James Mason, aceptó la restitución de la Virgen y en retribución y en señal de gratitud, las autoridades argentinas ofrecieron entregarles una réplica de la imagen.

El intercambio se realizó el pasado miércoles 30 de octubre en el Vaticano donde el papa Francisco bendijo ambas imágenes.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.