Indignación por atropello a inspectora de tránsito

El secretario de Gobierno del Municipio de Río Grande, contador Paulino Rossi, expresó su indignación y su repudio por el atropello a una inspectora de tránsito este domingo a la madrugada en los controles de fin de semana.

“Repudiamos estos hechos de violencia, es la segunda agente de Tránsito que es atropellada en lo que va del año cumpliendo su función, en el anterior hecho le rompieron una cadera a otra inspectora”, manifestó el titular de la cartera política municipal.

Rossi añadió: “estamos muy preocupados por estos niveles de violencia, en este operativo también hubo otro intento de atropello dándose el conductor a la fuga. En ambos casos hay registros fílmicos de las video cámaras por lo que no descartamos que la Policía pronto den con los responsables”.

El Secretario de Gobierno señaló además que “estos hechos que venimos denunciando merecen el más enérgico repudio de la sociedad por eso estamos avanzando con el Concejo Deliberante para endurecer las multas de tránsito para disuadir hechos de esta naturaleza”, cerró.

Resultados de los controles de fin de semana

“El sábado y el domingo, el Municipio de Río Grande, a través de la Dirección de Tránsito dependiente de la Secretaría de Gobierno, secuestró 15 rodados en total, 6 de los cuales lo fueron por encontrarse alcoholemia positiva en sangre en sus conductores”, detalló el director General de Inspección General del municipio, José Díaz, quien encabezó estos operativos.

El funcionario municipal agregó que “de estos secuestros, 4 lo fueron por falta de documentación -falta de licencias y seguros-, 1 por emisión sonora superior a 95 decibeles y, 4 por violar la luz roja de los semáforos”.

Díaz recordó que en la oficina de Tránsito -Estrada 770- “los vecinos pueden acercarse para que puedan medir cuántos decibeles producen los motores de sus vehículos”.

El director General de Inspección del municipio precisó que en total hubo 195 vehículos controlados, que incluyen también trabajos de concientización “en donde se detiene a los vehículos y se les brinda información y consejos sobre el tránsito a los señores automovilistas. El total de actas de comprobación labradas fue de 38 y pipetas sopladas hubo 69, esto es, test de alcohol en sangre”.

Díaz confirmó que la inspectora de Tránsito Julieta Franco fue asistida por sus compañeros y policías que participaban del operativo e inmediatamente fue llevada al hospital. “Sufrió diversas contusiones en la parte derecha de su cuerpo, con afectación de la pierna y el brazo”.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *