FRANCISCO IBARRA: “FUE UNA CAUSA DIFÍCIL”

 

El abogado querellante de la familia y defensor de la víctima en la actualidad mayor de edad, brindó detalles en FM Fuego del inicio de la causa hasta finalmente iniciado el juicio y posterior condena tras un arduo trabajo por determinar este hecho “En Tierra del Fuego es la primera vez que se lleva a juicio a un sacerdote, si bien el sacerdote estaba en actividad fue suspendido en su ejercicio, no podía dar misas, pero seguía siendo sacerdote mientras se inició este proceso”.

En relación a como se desarrolló el proceso y si se presentaron barreras ante el mismo dijo “yo particularmente comencé el proceso cuando esto ya estaba iniciado no puedo hablar por los otros abogados, respecto de mi persona yo no he tenido ninguna clase de presión ni de contacto por parte de la iglesia. Simplemente tuve una sola llamaba para informarme que iban a citar a mi clienta dentro de este proceso canónico, pero nada más que eso”.

“Fue una causa complicada porque a la persona que se le imputa este hecho es un sacerdote, si bien para los jueces es una persona exactamente igual a cualquier persona, pero en lo que se refiere a la propia víctima esta consideración de que está denunciando a un cura en donde la visión que la misma tiene como una figura de autoridad o supremacía en lo religioso entonces toda esta idiosincrasia popular afecta psicológicamente al preguntarse si le creerán”.

El Dr. Francisco Ibarra también agregó como se inició esta la labor realizada con la víctima “en el testimonio de la víctima que debe ser escuchada, es sumamente importante evaluar de extremo a extremo a los efectos de verificar que no quiera perjudicar al victimario. Por otro lado, evaluar ese testimonio para ir determinando si existe algún grado de falsedad en ese testimonio. Cuando estamos ante casos de menores el testimonio se da en Cámara Gesell donde este testimonio es filmado de tal manera que después no se tenga que llamar a la víctima para reproducir su testimonio, porque sino la estamos revictimizando. El testimonio lo toma una profesional donde todas las partes estamos afuera de ese ámbito y no realizamos preguntas, sino que escuchamos y las preguntas se hacen mediante la profesional.”

A su vez mencionó que el caso se fue armando como un rompecabezas para acreditar la veracidad del testimonio “luego se analiza el testimonio en todos sus extremos, después se trabaja con eso punto por punto, es decir tiene que pasar por un tamiz para detectar que sea verdad. Después obtuvimos elementos que indicaban que posterior a lo sucedido, la niña comento a determinadas personas trajimos a esas personas y nos confirmaron en que situación lo dijo. Pero posteriormente también se determinó que las había comentado a sus amigas que iba a esa casa a realizar tareas, entonces se cerró un circulo que nos permitió consolidar ese testimonio”.

A continuación, destacó que “la familia estaba muy allegada a la iglesia y la niña era monaguillo de él y el mismo era confesor de la familia, se acercaba a la casa y compartía con la familia, iba a comer, entonces estuvo esa relación que permitió luego esta situación”. Seguido a esto recalcó que durante el desarrollo de la causa se dieron a conocer detalles de poca relevancia para la causa, como el hecho de que la madre mantenía una relación sentimental con el sacerdote.

Una vez iniciada la etapa de juicio oral, el abogado expresó que fue muy difícil volver a revivir todo el proceso desde sus inicios en la labor probatoria “fue complicado el escuchar el testimonio de la nena desde lo emocional y muy duro, independientemente que yo ya tenía la causa estudiada pero el verlo en esa filmación y en esa situación fue muy duro”.

Finalmente dio a conocer que en la actualidad ella está siendo asistida psicológicamente en forma particular “ese es un tema que también es importante analizarlo porque el Estado debe estar presente, ya que estuvo totalmente ausente en materia de asistencia a la niña, no hubo acompañamiento del Estado para con la niña, pero si en forma privada tiene asistencia psicológica, y por decisión medica no estuvo presente en el juicio”.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *