Encuentran decapitado el cuerpo de una mujer en aguas del Paraná

El cuerpo decapitado de una mujer fue encontrado en las aguas del río Paraná y los investigadores sospechan que se trata de Stella Maris Ramírez, la joven desaparecida a principios de este mes en la localidad bonaerense de Lima y por el que se encuentran detenidos su esposo, además de su suegra.

El hallazgo del cadáver ocurrió este miércoles, alrededor de las 14, a tres kilómetros de la orilla del Club de Pesca de Lima, cuando un grupo de personas observaron la presencia de un cuerpo sin cabeza que estaba enganchado en unos juncos y dieron aviso al personal de la Prefectura Naval Argentina.

De inmediato, una lancha de la fuerza se dirigió al lugar indicado y retiró el cuerpo, que no pudo ser identificado, pero se dijo que pertenecía a una mujer y que, a simple vista, presentaba un profundo corte en el abdomen. Más tarde fue trasladado a la Morgue Judicial de Zárate, donde los médicos forenses realizarán la autopsia para identificarlo y determinar la data y causa de la muerte. «El cadáver está en un avanzado estado de descomposición y presenta una saponificación cadavérica, debido a que evidentemente estuvo en el agua durante varios días y eso posibilitó que flotara con facilidad», se indicó, agregando que «ese proceso, que en la práctica interrumpió la descomposición de los restos, puede ayudar al médico forense a determinar las causas de la muerte».

Además, con los datos obtenidos, se sospecha que a la mujer la quisieron quemar, le cortaron la cabeza y le abrieron la panza para que se hunda. No obstante, el fiscal de la causa, Alberto Gutiérres, esperará el resultado de la autopsia para corroborar esta y otras hipótesis.

«Posiblemente la persona que arrojó el cuerpo lo hizo en una tosquera ubicada a unos kilómetros y fue bajando hasta el río, hasta que finalmente apareció en este lugar», arriesgó uno de los investigadores.

En tanto, Amelia Itatí Lezcano, madre del esposo de la víctima, Carlos Entivero (36), quien fue arrestado el viernes último por el presunto femicidio de Stella Maris Ramírez, se negó a declarar y seguirá detenida como copartícipe del presunto femicidio. La joven, de 26 años y oriunda de la provincia de Chaco, desapareció el 2 de agosto último de su casa del barrio Granja 8 de Lima, aunque la denuncia fue realizada el martes de la semana pasada, cuando su familia se enteró por amigos y vecinos de que no tenían rastros de ella. En consecuencia, se concretaron una serie de rastrillajes sin poder dar con su paradero, hasta que en su casa, mediante el reactivo Luminol se encontraron rastros de sangre en la pared de una pieza, en la parte trasera de una camioneta y en el lavarropas.

Ante esta circunstancia, el fiscal Gutiérres dispuso el arresto de Entivero, quien se negó a declarar, y pidió la detención de su madre para determinar el grado de participación en el hecho, pero la mujer también optó por no ser indagada.

La hija de cinco años de la pareja quedó a resguardo de los abuelos maternos, quienes viajaron desde Chaco para seguir de cerca la investigación que se desarrolla en el Departamento Judicial de Zárate-Campana.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.