“Ella está con toda la fuerza porque quiere justicia, por ella y por más chicos que no pudieron hablar”

Este miércoles inició el juicio oral contra Marcos Francisco Saldivia, el hombre de 44 años acusado de abuso sexual en concurso real con acceso carnal agravado contra una menor entre los años 2016 y 2019.

El imputado se encuentra en calidad de detenido con prisión domiciliaria debido a que anteriormente se presentó en tono amenazante en el domicilio de la denunciante y su hija, la víctima.

La madre de la victima forma parte de la asociación Pañuelos Amarillos, quienes se hicieron presentes en los Tribunales del ex Campamento de YPF. En horas de la mañana, realizaron el lanzamiento simbólico de un globo amarillo manifestando sus deseos de que todas las causas alcancen una resolución y puedan llegar hasta esta instancia.

La madre de la menor, minutos antes del juicio, en comunicación con Fm Fuego sostuvo que “tenemos toda la expectativa de que se haga justicia y que pague como corresponde” y expresó que sienten nervios, miedo y mucha preocupación “por nuestra hija que está atravesando esta situación, estamos tratando de acompañar y que sea lo mejor”.

En relación al juicio y su próxima declaración dijo que “yo tengo que declarar el viernes, nosotros no tenemos abogados, somos acompañados por la fiscalía y estamos tratando de darnos tranquilidad para poder seguir estos días que se vienen”. Respecto de la declaración de su hija que será proyectada el día de la fecha sostuvo que “la verdad que está muy claro y es la prueba más grande que tenemos, la Cámara Gesell que se le realizó en el año 2019”.

Por su parte Rafael, padre de la víctima, mencionó que “como papá uno piensa ‘esto a mi hija no le va a pasar’ y un degenerado, por decirlo así, le arruina la vida. Cuando me contó tuve que pensarlo bien, actuar con aplomo, hacer la denuncia y que se haga justicia, está en las manos de Dios ahora”. Acerca del imputado consideró que “el perfil del abusador es así, personas que son amables con los demás, bien dados, él tiene todo el perfil de manipulador, él era cuidador, vivía con mi hija; y bueno, confío y tengo fe que va a haber justicia, que pague lo que tenga que pagar y la máxima pena”.

Sobre el modo en que la menor dio a conocer lo sucedido dijo que “antes no había prestado atención, pensaba que era una chica rebelde pero después empecé a ver que de golpe cambió su conducta y cuando pasó el tiempo me di cuenta que uno como padre se tiene que acercar más a los hijos, que ella pueda tener toda la confianza de saber que hay una persona que la va a defender, que va a actuar”.

En este punto, su madre aseguró lamentándose “mi hija sintió mucha culpa, se sentía muy presionada, calló esto mucho tiempo y se nota en el comportamiento, en los cambios de humor, se había vuelto muy agresiva, por eso hoy queremos que esta persona pague por todo el daño que le hizo”. También se refirió al tratamiento y acompañamiento que necesita para poder superar esta situación “son cosas que quedan en la vida desgraciadamente, gracias a Dios ella tiene planes para el futuro, pero necesitamos cerrar esta etapa, que cumpla y pague como corresponde, también Dios se va a encargar de él”.

Finalmente, su madre esperanzada señaló que “ella está con toda la fuerza porque quiere justicia, por ella y por más chicos que no pudieron hablar. Después de que pase esto hay que seguir y acompañarla muchísimo más”.

El juez Martín Bramati asumirá la presidencia del Tribunal de Juicio, la fiscal Laura Urquiza representará al Ministerio Público Fiscal y el Dr. Alejandro de la Riva ejercerá la defensa del imputado. 

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *