El Municipio apoyó la campaña “Basura cero”

Este martes al mediodía concluyó la campaña ‘Basura Cero’ que fuera impulsada por el empresario de Tolhuin, Emilio Sáenz, cuyo saldo fue un enorme camión semirremolque repleto de desperdicios que fueron recogidos en un tramo de cien kilómetros, además de otros dos camiones dispuestos por el Municipio de Río Grande que acompañó el operativo en los últimos tramos antes de llegar a la ciudad.

La concentración final se realizó en el puesto policial de José Menéndez, donde el propietario de la Panadería La Unión realizó declaraciones a los medios de comunicación y donde fue recibido por el secretario de la Producción, licenciado Agustín Tita, su par de Asuntos Sociales, profesora Gabriela Castillo, la coordinadora de Gabinete, profesora Silvia Rosso y la subsecretaria de la Producción, Sonia Castiglione.

Asimismo, estuvieron presentes la directora de Ecología y Medio Ambiente, ingeniera Marcela Argüello y el director de Limpieza Urbana, Carlos García.

Justamente estas dos áreas participaron con cuadrillas del operativo en un tramo de varios kilómetros de la ruta, apoyados por los camiones de la Dirección de Transporte del municipio. Asimismo, tomaron parte agentes de la Dirección Provincial de Tránsito y Transporte.

El concejal de Tolhuin Ricardo Willer también tomó parte del trabajo integrando una de las cuadrillas.

“Esta basura la generamos nosotros, los vecinos de las ciudades”

Sáenz se mostró satisfecho con los resultados de la campaña e instó que la misma sirva como ejemplo para no arrojar basura a la vera de la Ruta Nacional Nº 3 ni en espacios públicos. “Este fue el esfuerzo de un puñado de personas, de empleados de la panadería, porque esta convocatoria la hice con mi gente porque desde hace muchos años que trabajan conmigo –entre los que está mi hijo también- y la idea es formarlos como empresarios conociendo la responsabilidad social”, dijo el empresario.

Relató que “me largué a hacer esta campaña con treinta bolsas y dije ‘Basura Cero’ porque vi que había bastante, pero jamás imaginé cuanto y estos camiones que están acá hablan por sí solos. La mejor palabra, la mejor definición está en esos camiones repletos de basura”.

Agregó que “acá hay basura de todos, hay basura mía pero también de muchos vecinos y el pedido es que la gente no tire más cosas. A las mamás le pedimos por favor que no arrojen pañales cuando cambian a sus bebés y a los camioneros que no arrojen botellas con orín a la vera de la ruta, sino que lo guarden y los deposite donde corresponde”, apeló.

El empresario informó que “esta campaña nos llevó ocho días. Pensábamos llegar el viernes, pero la basura era tanta que tuve que extender la campaña un par de días descuidando incluso la atención de la panadería”.

En este sentido comentó que “se nos acercó Willer y nos acompañó en la limpieza para terminar esta tarea. Después hubo que coordinar muchas cosas, entre ellas la cantidad de basura que ni me imaginaba que iba a ser tanta, nosotros creíamos que con la mitad de un camión grande íbamos a terminar, pero realmente nos superó la cantidad”.

Por último, destacó el apoyo del municipio en este tramo final de la campaña. “Nos alegró muchísimo que la gente del municipio esté acá”.

Todos estos desperdicios finalmente fueron llevados al relleno sanitario de la ciudad donde quedaron depositados finalmente.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *