El macrismo intentará captar electores por Whatsapp

 

 

El macrismo inaugura la campaña a través de WhatsApp y apunta a los grupos de «padres y madres del colegio».

La estrategia la terminó de develar Federico Morales, un funcionario del riñón de Marcos Peña que es resistido por los sectores más políticos del PRO y que se encarga de parte de la logística de la campaña macrista. Morales reunió hace una semana a colaboradores y funcionarios de todos los ministerios nacionales en el subsuelo de las oficinas partidarias de la calle Balcarce, a cuatro cuadras de la Casa Rosada.

Acompañado por Lucía Aboud, otra funcionaria de extrema confianza de Peña, Morales trazó una radiografía de las bases de datos con las que cuenta el PRO, dio una visión bastante optimista de la carrera electoral -una constante en los despachos de la Jefatura de Gabinete, a pesar de la crisis político y económica que atraviesa al Gobierno- y avisó que, este año, la campaña se basará principalmente en las intervenciones en WhatsApp. 

Que el macrismo avance en este sentido no es llamativo. El PRO siempre estuvo por delante de sus competidores en el campo de las redes sociales y desde hace años, el equipo de comunicación que dirige Marcos Peña busca la manera de que Whatsapp les permita usar sus herramientas de difusión para empresas en la política.

Por ahora esperan. Pero no pierden el tiempo: en las últimas semanas lanzaron una serie de pruebas para crear grupos de WhatsApp en todos el país, y estrenaron un canal oficial para “chatear con Cambiemos” también se analiza crear perfiles personales para los candidatos en el 2019. Mauricio Macri y María Eugenia Vidal son dos de los que podrían tener sus propios perfiles. La idea es hacer sentir que cada persona forma parte de la campaña. Y que los candidatos están más cerca.

 

 

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.