Comenzó el Simposio Bioeconomía Argentina 2013

Organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, el Simposio Bioeconomía Argentina 2013 reunió en su día inaugural en el Sheraton Buenos Aires a más de más de 700 asistentes, que durante hoy y mañana escucharon a científicos y profesionales de disciplinas relacionadas con la bioeconomía. Bajo el lema “Biomasa, innovación y valor agregado”, el objetivo de este evento es realizar un diagnóstico de situación sobre el desarrollo de la bioeconomía en los principales mercados del mundo y en nuestro país, con disertaciones y mesas redondas sobre las fuentes de producción de biomasa tradicionales y alternativas, las tecnologías involucradas en su obtención y procesamiento y las políticas públicas en la materia.

Luego de dar la bienvenida a los disertantes, el ministro de Ciencia, Dr. Lino Barañao, se mostró satisfecho por la numerosa concurrencia registrada: “Me parece que el hecho de que haya tantas entidades participando de este evento es algo inédito en sí mismo y marca un cambio cultural que se está dando en nuestro país y que implica una bisagra en la manera en la que articulamos las asociaciones público privadas para lograr objetivos en materia de desarrollo científico y tecnológico”. Durante la apertura, el ministro estuvo acompañado por la secretaria de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dra. Ruth Ladenheim; el coordinador ejecutivo del Gabinete Científico Tecnológico (GACTEC), Dr. Alejandro Mentaberry; el director ejecutivo de la Bolsa de Cereales, Dr. Adrián Vera; y en representación de la Cámara de Biotecnología, el Dr. Juan Carlos Bidegaray.

El evento contó además con la presencia de la directora nacional de Relaciones Internacionales del Ministerio de Ciencia, Águeda Menvielle, quien coordinó el primer módulo de los dos previstos durante la jornada inicial. La primera conferencia estuvo a cargo del ministro Barañao, quien expuso una mirada desde la antropología y la química biológica sobre la bioeconomía. La exposición del Ministro tuvo como ejes la relación entre la tecnología, las empresas y la utilización sustentable de los recursos no renovables.

Luego disertó Christian Patermann, asesor en bioeconomía del gobierno de Alemania y un destacado referente internacional en la materia. En su charla, el experto dio a conocer las políticas de promoción de la bioeconomía que se están llevando a cabo en Alemania, a partir del aumento de la demanda mundial de alimentos, campos, fibra y combustibles y la reducción de las áreas cultivables que hacen necesaria una economía basada en la biomasa.

También expusieron: el coordinador de la secretaría de Acompañamiento y Estudios Institucionales de la Presidencia de la República de Brasil, Evaristo de Miranda, el representante del Centro de Innovación Bioindustrial de Canadá, Murray McLaughlin; el Ecofisiólogo francés y coordinador del proyecto del 7PM SWEETFUEL y ECOPALM, Serge Braconnier; el jefe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, Ramiro Costa; el representante del Centro de Agrobiociencia de la Universidad australiana La Trobe, German Spangenberg; el representante del Instituto de Ciencia Weizmann, Jonathan Gressel; el Ingeniero Agrónomo de la Universidad de Buenos Aires, Jorge Hilbert; y el químico finlandés del Finnish Bioeconomy Cluster, Markku Leskelä.

El Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva fue creado en diciembre de 2007 y es uno de los pocos en Latinoamérica que contempla la innovación productiva asociada a la Ciencia y la Tecnología. Su misión es orientar estos tres elementos hacia un nuevo modelo productivo que genere mayor inclusión social y una mejor calidad de vida para los argentinos.

Sus acciones se materializan en:

Inversión: Para el 2013 el presupuesto destinado al sector científico- tecnológico asciende a más de 4 mil millones de pesos.

Estímulo: Ya regresaron 951 científicos argentinos que se suman a los que hoy hacen ciencia en nuestro país.

Capacitación: La formación de recursos humanos responde a las demandas de conocimiento que requiere una nueva matriz tecnoproductiva.

Gestión: Organismos e instituciones de ciencia y tecnología forman un conjunto articulado, logrando un sistema más eficaz.

Producción: Se impulsa la innovación de base tecnológica y la incorporación de la ciencia en la cultura productiva de las empresas argentinas.

Integración: La transferencia de conocimiento ayuda a establecer un desarrollo equilibrado en todo el territorio nacional.

Divulgación: Se promueve el quehacer científico tecnológico para acercar a la población el valor del conocimiento

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *