“Un sismo de esta magnitud no reviste ninguna consecuencia para las personas”

Este lunes en horas de la noche, se produjo un sismo de 3.8 grados en la escala de Ritcher a 25km al este de la ciudad de Tolhuin. Fm Fuego conversó al respecto con José Luis Hormaechea de la Estación Astronómica Río Grande (EARG).

Hormaechea aseguró que “no hay testimonios de personas que hayan percibido el sismo” y afirmó que se trata de un evento “que nuestra red de sismógrafos detecto a las 20 horas 10 minutos, con magnitud de 3.8. Su epicentro se ubica a 25 km al este de Tolhuin y la profundidad fue de 7.4 km, característico de esa zona”.

Señaló que “los temblores por encima de 3.5 de magnitud pueden ser percibidos, pero en este caso no hubo testimonios porque el epicentro estuvo en una zona de escasa población”.

Confirmó que el movimiento telúrico “no está relacionado con las altas temperaturas, es simplemente una casualidad”.

Mencionó que “este sismo está asociado al sistema de fallas Magallanes-Fagnano, que es el límite entre las placas tectónicas Sudamericana y de Scotia, un límite que divide nuestra isla en dos bloques continentales y está activo. Lo monitoreamos permanentemente y es bastante habitual que haya sismos en esa zona” y agregó “la magnitud promedio es 2.0”.

Ante la consulta por posibles réplicas, el profesional respondió “un sismo de esta magnitud e intensidad no reviste ninguna consecuencia para las personas ni para los animales. Se considera de magnitud moderada a baja, no hay que preocuparse. Lo enmarcamos en la actividad normal para este sistema de fallas”.

“Tenemos un sistema de fallas activo, donde hay un antecedente importante de un sismo de gran magnitud” comentó y remarcó “el riesgo sísmico tiene dos componentes. Uno es la peligrosidad, que se estudia monitoreando la sismicidad, analizando los mecanismos por los cuales se originan los sismos. En ese aspecto estamos bien, porque tenemos una red de sismógrafos en la región. El otro punto, es la vulnerabilidad, que tiene múltiples dimensiones y se la ataca de diferentes ángulos”.

Asimismo, ejemplificó “este sistema de fallas es similar en sus características al de la falla de San Andrés. Nuestro movimiento relativo de placas es de 5 mm al año, en cambio en ella es de 5 cm al año, es decir que se mueve 10 veces más rápido, por lo que la ocurrencia de fracturas en la corteza es muy superior y también la ocurrencia de megaterremotos es bastante más probable en la zona de California, Los Angeles” no obstante “millones de personas viven en esos valles, tienen mitigada la vulnerabilidad en gran forma”.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *