Ríos otorgó un aumento salarial del 23% al sector docente

La gobernadora Fabiana Ríos anunció este jueves por cadena provincial un aumento salarial del 23% para el sector docente. El incremento se aplicará en tres tramos (marzo, agosto y octubre) y debió instrumentarse a través del decreto 584/13, dada la intransigente negativa de la dirigencia del SUTEF a abandonar las tomas de edificios públicos para sentarse a una mesa de negociación.

Con este aumento, un cargo testigo de maestro inicial sin antigüedad y sin FONID que actualmente cobra $5.214 pesos, pasará a ganar $5.735 pesos en marzo; $6.048 pesos en agosto; para llegar a $6.413 en octubre, es decir que la mejora salarial será de $1.200 pesos.
Para el caso de un supervisor de nivel inicial que hoy percibe $12.810 pesos sin antigüedad y sin el FONID, con el aumento otorgado al mes de marzo ganará $14.091 pesos; $14.860 pesos en agosto; llegando a octubre con un sueldo de $15.757 pesos ($2.946 pesos de aumento).

En cuanto a las horas cátedra del nivel inicial, sin antigüedad y sin FONID, con un máximo de 42 horas, de los $10.725 pesos actuales pasará a ganar en el primer tramo de aumento $11.797 pesos; $12.442 pesos en agosto, llegando a $13.193 pesos en octubre. La mejora será de $2.467 pesos.

“Creíamos necesario dar una respuesta a un conflicto que está dejando a nuestros niños sin clases” dijo la Gobernadora, y teniendo en cuenta que “los representantes sindicales explicitaron que el conflicto es salarial, la respuesta del Estado provincial es el mayor esfuerzo y la mayor prioridad para que los salarios docentes estén en los niveles que deben estar”.

Agregó que “el Gobierno entiende que el desfasaje salarial docente necesita ser revisado y esa respuesta la damos a través de un decreto de aumento del 23 por ciento, superior a la pauta nacional, establecida en mejores condiciones que la paritaria nacional, con un cierre de discusión al mes de noviembre”.

La Mandataria insistió nuevamente en que la dirigencia sindical abandone las tomas de los edificios de la Dirección Provincial de Rentas. “Necesitamos que Rentas se libere para recuperar la legalidad, el orden, la paz, porque eso también es un modo de enseñarle a nuestros chicos”, y que “si Rentas no se libera, tampoco se puede recaudar, y si no se puede recaudar tampoco podemos contar con los recursos necesarios para hacer frente a las múltiples necesidades que tiene nuestra gente”.

La Gobernadora apuntó también a la conducción del SUTEF “que sistemáticamente han demostrado que no les interesa resolver el problema de los docentes, sino complicar la convivencia democrática”.

En tal sentido, relató que “a principios del mes de febrero el Gobierno provincial presentó una alternativa de aumento para el primer semestre que fue rechazada de manera terminante por la entidad sindical. Pocos días después, la misma dirigencia gremial envió una nota al Ministerio de Educación solicitando que hasta tanto no hubiese una nueva propuesta salarial no se convocara a una mesa de discusión”.
“El 26 de febrero debieron haber iniciado las clases, pero esto no fue así y el 27, cuando la Ministra de Educación da apertura del ciclo lectivo en una escuela rural atiende a los dirigentes sindicales y les explica esto: que cuando tuviésemos una nueva propuesta sobre la cual se estaba trabajando iban a ser convocados a la mesa paritaria para poder restablecer esta discusión”, continuó.

Sin embargo, “la respuesta del SUTEF fue la toma de un edificio público, que no es cualquier edificio público. Rentas es donde se recauda, entre otras cosas, el dinero para pagar salarios. Desde ese entonces y hasta el día de hoy, no sólo se tomó el edificio de Rentas de Río Grande, sino también el de Ushuaia”.

La Mandataria prosiguió contando que “el 28 de febrero en un encuentro con los dirigentes gremiales en Río Grande, yo personalmente vuelvo a decirles que no podíamos iniciar discusiones que permitieran poder presentar una propuesta con la toma de un edifico público o que pudiésemos de algún modo establecer de un modo normal esa discusión paritaria que está reglada, que tiene leyes y modos de llevarse adelante. No obstante esto y en una muestra de buena voluntad, el Vicegobernador los recibió diciéndoles que para abrir el dialogo que por favor levanten las tomas, porque inmediatamente al día siguiente van a ser convocados, nada de esto sucedió, y las tomas continuaron”.

“La verdad, es que es muy difícil discutir con una dirigencia sindical que no admite que la discusión debe llevarse adelante bajo determinadas reglas”, lamentó Ríos.

“Me remito a acciones que tuvieron, por ejemplo, como protagonista a una alumna, menor de edad, que durante 13 días no pudo entrar a su domicilio porque la dirigencia sindical consideró que era pertinente impedirle la entrada a su domicilio para que su madre, mayor de edad, Gobernadora, los atendiera”.

“Frente a una dirigencia sindical de estas características, lo primero que debemos poner por delante es el derecho de una comunidad de chicos y de un colectivo docente que debe tener los sueldos que merecen, por eso este 23 por ciento de aumento salarial en tres tramos para este año”, añadió.

“Este es el máximo esfuerzo que puede dar el Gobierno. Nuestros chicos nos están esperando para que podamos dar clases, para que podamos hacer efectivo el derecho a la educación”, concluyó.

La Gobernadora Ríos estuvo acompañada por la Ministra de Educación, Sandra Molina, y el Subsecretario de Asuntos Gremiales, Lisandro Fonrradona.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *