Referéndum kelper: para Ríos se trata de “un absurdo y una estrategia británica de marketing”

La gobernadora Fabiana Ríos calificó de “absurdo” al referéndum que impulsa “el ilegítimo gobierno británico”, instando a los habitantes de Malvinas a que ratifiquen o no su deseo de seguir perteneciendo a la Corona. La Mandataria apuntó que el plebiscito “no puede ser tomado de otra manera que no sea una estrategia de marketing, una estrategia publicitaria o de presión de Gran Bretaña que no tiene ningún efecto sobre el derecho internacional y sobre las decisiones que haya que tomar”.

Ríos recordó que “desde hace casi un año que sabemos que este plebiscito lo iban a hacer en marzo de 2013 y lo anuncian precisamente cuando estábamos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas exponiendo la posición argentina”, pero que “verdaderamente termina siendo la respuesta de Gran Bretaña ante esa inmensa solidaridad de toda América Latina que de manera extraordinaria se expresó a favor del posicionamiento argentino, la neutralidad de Estados Unidos diciendo que hay que cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas y una Gran Bretaña desesperada que enviaba por el Atlántico sur al Príncipe, mientras que en la Tierra del Fuego se llevaba adelante por primera vez una reunión de la Comisión Bicameral de Relaciones Exteriores estableciendo los puntos básicos de acuerdo en relación a la cláusula transitoria primera de la Constitución, que estableció como política de estado en el reclamo soberanía de Malvinas. Frente a eso, la respuesta es un plebiscito que pretende reconocer una autodeterminación a una población trasplantada”.

“El gobierno ilegitimo de las Islas da a conocer la decisión de un referéndum absurdo, dando por hecho el principio de autodeterminación negado por las Naciones Unidas y el reconocimiento de los pueblos en el orden internacional desde hace más de 45 años, a partir de allí uno no puede mirar este referéndum de otra manera que no sea la de una estrategia de marketing, una estrategia publicitaria o de presión de Gran Bretaña que no tiene ningún efecto sobre el derecho internacional y no tiene ningún efecto sobre las decisiones que haya que tomar”, agregó.

La Gobernadora remarcó también que Malvinas es parte “del nombre constitutivo de nuestra provincia, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur”, y que “la particularidad de esta provincia de no poder ejercer jurisdicción en las Islas hace que la cuestión Malvinas sea para nosotros una cuestión identitaria y profunda”.

Asimismo, la Gobernadora Fabiana Ríos adhirió por decreto al comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la República Argentina, que señala al referéndum como “Un intento británico más de manipular la Cuestión Malvinas”.

En el comunicado, la Cancillería hace hincapié en que “en lugar de cumplir con sus obligaciones internacionales reanudando negociaciones con la Argentina para resolver esa controversia, la parte británica –en una actitud claramente demostrativa de la falta de fundamentos para sus pretensiones y sobre todo carente de buena fe– procura introducir elementos orientados a distorsionar, cambiando la definición que el derecho internacional hace de esa controversia, que se refleja en reiterados pronunciamientos de la comunidad internacional”.

“Consciente de su aislamiento internacional en relación con la Cuestión Malvinas, todo indica que el Reino Unido intenta tergiversar la controversia que mantiene con la Argentina antes que resolverla”, agrega la nota de prensa.

El comunicado aclara también que “esta iniciativa británica no encuentra sustento en ninguna de las 40 Resoluciones de las Naciones Unidas sobre la Cuestión de las Islas Malvinas, que es considerada como un caso especial y particular de descolonización en el que se reconoce la existencia de una disputa de soberanía entre la Argentina y el Reino Unido que debe ser resuelta por negociaciones bilaterales, teniendo en cuenta los “intereses” (no los “deseos”) de los habitantes de las Islas. La Asamblea General expresamente rechazó, en dos oportunidades en 1985, propuestas británicas para incorporar el principio de libre determinación en el proyecto de resolución sobre la Cuestión de las Islas Malvinas”.

“Este nuevo intento británico de manipular la Cuestión Malvinas, a través de una votación de la población que implantó en las Islas Malvinas, ha sido objeto de un contundente rechazo por parte de la República Argentina, como así también de los países de la UNASUR y del MERCOSUR, entre otros, ya que ese intento no alterará la esencia de la Cuestión Malvinas, ni pondrá fin a la disputa de soberanía, la cual debe resolverse de conformidad con el Derecho Internacional y las numerosas resoluciones de las Naciones Unidas relativas al tema” finaliza el comunicado difundido por la Dirección de Prensa de la Cancillería.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *