Pidieron 7 años de prisión para Ortíz Zabala por dos hechos de extrema violencia

El pasado viernes se realizaron los alegatos en el juicio oral contra Ortíz Zabala y la fiscal pidió 7 años de prisión en razón de la violenta doble agresión que protagonizó en Margen Sur el 24 de mayo del 2020. El Tribunal de Juicio Oral emitirá un veredicto este lunes a las 14 horas.

Lucas Matías Ortíz Zabala está acusado de lesiones graves agravadas por Violencia de Género ya que luego de ser echado de una fiesta agredió a su pareja provocándole una fractura de tabique nasal; y de lesiones graves por la violenta golpiza que dio a un hombre de 43 años, a quien casi le ocasiona la muerte.

La Dra. Verónica Marchisio, en conversaciones con Fm Fuego, señaló “es un hecho con una doble imputación por dos hechos de extrema violencia, en el marco de una fiesta, hubo un pequeño disturbio que terminó con que el imputado y otro joven sean echados del lugar”.

Continuó “luego de ello, Zabala y su pareja se dirigen a su vivienda y por razones que no se han podido determinar, él la agredió causándole fractura en el rostro, en la zona de la nariz. Posteriormente, cuando ella logra escapar, solicitando ayuda a unos vecinos que llamaron a la ambulancia para que la trasladen al hospital, este joven se dirige a la casa de los padres de quién cumplía años ese día, y rompe los vidrios de la vivienda”.

“Los padres, que no habían participado de la fiesta, salen a buscarlo con la idea de preguntarle que había sucedido y allí se encuentra con la segunda de las víctimas, un hombre mayor, y luego de un altercado le dio un golpe de puño que lo deja inconsciente en el piso. Allí le propinó una serie de patadas que casi le provocan la muerte, corrió un grave riesgo de vida” aseguró.

Detalló “luego de varias intervenciones que tuvo que realizarse en el fueguino, lograron recuperar parte de un ojo que había perdido. Queda pendiente una operación de tímpano, también tenía fractura de tabique nasal y un par de costillas rotas, que en ese momento le hicieron perder la capacidad de respiración”.

“El imputado puso de manifiesto una excesiva violencia y una total desaprensión por la vida de estas personas ya que en ambos eventos los abandonó a su suerte. Después de los eventos tomó un taxi y se escondió refugiándose en el hotel Rawson” expresó.

Aseguró que “darle un golpe a su pareja para callarla constituye un sometimiento, por lo que para nosotros desde el Ministerio Público planteamos que esta lesión está no sólo agravada por el vínculo, por haber sido su pareja conviviente, sino también en el marco de violencia de género”.

En este caso “podemos observar el circulo de la violencia, con la retractación de la víctima. En un primer momento realiza la denuncia y con el correr del tiempo la dependencia afectiva que siente por el imputado y la culpa la hizo variar de versiones” aclaró.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − = 9