Pablo Torres: “No queremos entorpecer en absoluto la tarea que están haciendo los médicos, es una necesidad imperiosa”

Este fin de semana familiares de pacientes en estado crítico por Covid-19 se manifestaron en el Cono de Sombra para pedir que la justicia haga valer su derecho de acceder a visitas. La convocatoria se dio por parte de familiares de una mujer de 68 años que se encuentra internada en sala de cuidados intensivos del Hospital Regional de Río Grande desde el 3 de octubre. La familia reclamó que se garantice la Ley Nº 1323 de Protocolo de Asistencia humanizada para el acompañamiento de pacientes.

Pablo Torres, esposo de la mujer internada, dio detalles sobre la situación y sostuvo “no está todo perdido, ahora queda el Superior Tribunal de Justicia, donde van a tener que decidir si queda firme la sentencia de la Cámara o la del juez López Tilli donde nos dio favorablemente, ahora el que tiene que dirimir sobre esto es el tribunal máximo de la provincia y esa es la ultima instancia, pero creemos que realmente van a hacer justicia”.

Manifestó que principalmente “me duele y me molesta que esto no es una cuestión monetaria, una pelea judicial por dinero, estamos por los derechos de la gente que está internada, por la salud, tiene que primar la cordura para aplicar justicia” y agregó que lo que sucedió en la Cámara de Apelaciones “fueron palos en la rueda, una argumentación de decir que el Hospital no tiene recursos, que sólo se debería aplicar en casos terminales, y una serie de cosas que no tiene mucho sentido, la justificación que ellos esgrimen no pudo refutar la argumentación del Juez López Tilli” consideró.

Señaló que “desde el HRRG, el COE y el Ministerio de Salud nunca me respondieron a lo presentado, es lo primero que hice formalmente” y mencionó que sólo obtuvo una respuesta el 7 de octubre donde le manifestaron que “el equipo está trabajando en el protocolo”. Cabe destacar que desde hace un mes Pablo no puede ver a su esposa.

Afirmó que en cada escrito presentado quedó claro su pedido “hace un mes que no la vemos, pedimos 5 a 10 minutos por día, nada más. En el horario y con el protocolo que ellos dispongan, no queremos entorpecer en absoluto la tarea que están haciendo los médicos” no obstante aseguró “es una necesidad imperiosa y una ley nos está avalando, no veo porque no se cumple la ley ¿para qué está entonces?”. “Ahora lo que queda es ir a casación y ahí ya resolverán que corresponde” señaló.

Asimismo en la movilización se hicieron presentes familias que perdieron seres queridos en similares circunstancias.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *