La muerte de la cadete de Policía: la grave denuncia de los padres

 

Brisa Ayelén Ponce, cadete de la escuela de oficiales de la Policía, murió el pasado jueves a los 20 años en el Sanatorio del Salvador. La triste noticia enlutó a sus compañeros y familiares, pero también abrió una polémica por una grave denuncia porque supuestamente la obligaron a bañarse con agua fría.

«La familia necesita una explicación. La causa, lo que se pide investigar, es por qué razón permitieron que los cadetes se bañaran sin agua caliente. Las calderas estaban rotas, fue una conducta altamente negligente que generó la neumonía y una serie de complicaciones multiorgánicas», explicó Carlos Nayi, abogado de los padres de Brisa. Al mismo tiempo, pedirá que se investigue la presunta responsabilidad de los médicos que la atendieron.

Por su parte, el padre de Brisa, Roque Ponce, afirmó que su propia hija le confirmó que la obligaron a bañarse con agua fría: «Me dijo ‘papi, lo que pasa es que nos estuvimos bañando con agua fría porque estaban rotas las calderas‘».

La denuncia será presentada tanto contra la escuela de oficiales como contra los médicos que la atendieron. «El miércoles a la mañana le dio una convulsión y la trasladaron al Salvador. La tuvieron en una camilla desde las 13.30 hasta las 23. Ahí la pasaron a terapia con neumonía, todos los días me decían que estaba mejorando», lamentó el hombre, aunque reconoció que Brisa «estaba con tratamiento médico previo».

 

Gracias por compartir!

Un comentario

Responder a Juan Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.