La Fiscalía requirió la instrucción penal en un caso de violencia de género

 
 
 
En ese hecho, la Fiscalía del Distrito Judicial Norte ordenó a la seccional a la policial interviniente que se comuniquen con el Juzgado de Instrucción en turno, pues la situación resultaba compleja para la intervención en un proceso de flagrancia y, por ello, debía intervenir ese Juzgado. 
 
Ante la confusión que generó la publicación de información errónea, la Fiscalía de Turno aclaró que “en ningún momento y bajo ninguna circunstancia se indicó que no se intervenía por existir agresiones recíprocas sino, concretamente, que la complejidad del suceso de acuerdo a lo informado por personal policial, ameritaba la intervención del Juzgado de instrucción. Máxime cuando podría tratarse de una cuestión encuadrable en violencia de género y que, por ello,  requiere de una serie de medidas que, en el marco de un proceso de flagrancia, no puede realizarse”.
 
“Nunca se habló desde esta dependencia judicial, de una proporción de fuerzas entre la agresión del hombre y la de la mujer; y mucho menos nos negamos a intervenir”, aseguró la Fiscal de Turno, Laura Urquiza.
 
Se indicó que “la damnificada fue trasladada al Hospital y se le dio intervención al Juzgado de Familia, quien ordenó la prohibición de acercamiento y contacto de la pareja hacia la mujer. Asimismo, al intervenir el Juzgado de Instrucción, esta Fiscalía requirió la correspondiente instrucción del proceso penal”.
 
“A ello debe sumarse que el Juzgado de ejecución nada tiene que ver en este proceso, pues el señor de apellido Vargas, pareja de la mujer damnificada, no estaba a disposición de dicha dependencia”, aclaró.
 
Existe, en ese sentido, una confusión entre el señor Vargas que intervino en este proceso en comentario y otra persona detenida en un proceso de flagrancia realizado esa misma noche, en donde si intervino la Fiscalía y se ordenó la detención del sujeto con el mismo apellido. 
 
En esas actuaciones, la fiscalía denegó la excarcelación del imputado y solicitó al juez de turno el dictado de la prisión preventiva, la que fue confirmada el día jueves 4 de julio. 
 
“En conclusión, no existió irregularidad alguna en el procedimiento y, por ello, debía informarse de lo sucedido a la comunidad; pues la fiscalía en su conjunto se encuentra avocada a un único objetivo, el que es ni más ni menos que brindar un buen servicio de justicia”, aseguró la funcionaria.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.