“El Municipio no está en condiciones financieras, de soportar ningún tipo de retención”

El secretario de Finanzas, doctor Federico Runín, advirtió las consecuencias negativas en los números del Municipio de Río Grande ante la posible retención de fondos a los municipios para destinarlos a financiar el déficit en el pago de las jubilaciones, que se estaría analizando en el seno de la Legislatura provincial.

“Luego de escuchar la trascendencia pública respecto a esto, la verdad que el Municipio de Río Grande no está en condiciones financieras ni económicas de poder soportar ningún tipo de retención que pueda afectar los fondos municipales”, advirtió el Secretario.

El funcionario recordó que el Municipio de Río Grande ya soportó “un recorte en su presupuesto que fue aprobado para el ejercicio 2013 en 690 millones de pesos, que luego del fallo judicial por la cuestión de la ley 648 y la modificación de los índices presupuestarios, hemos recibido un recorte de impacto de, aproximadamente, 140 millones de pesos. Si a eso le sumamos las cuestiones que hoy tenemos también en divergencia que tenemos con la Provincia, con los gastos operativos, podríamos decir que el presupuesto estaría siendo recortado en un 25 por ciento, con lo cual no tendremos capacidad financiera de soportar ningún tipo de ajuste más. Si a eso le sumamos una nueva reducción de los recursos esto sería inviable y llevaría al Municipio de Río Grande a una situación real de asfixia financiera”.

A esta situación de la iniciativa que se intenta impulsar en la Legislatura además se suma la discusión planteada con el Gobierno provincial respecto al atraso de envío de fondos y deuda por casi 80 millones de pesos.

“El engrose de la deuda, en materia de coparticipación, que el Gobierno provincial mantiene, han generado atrasos, lo que a su vez ha generado atrasos por parte del Municipio con sus obligaciones, entre ellas con el Instituto, y eso en definitiva repercute en forma negativa”, enfatizó el funcionario al recordar que la deuda que se reclama están relacionados con los atrasados en el envío de fondos.

En cuanto al pedido de reunión con Legisladores provinciales para analizar esta situación, el doctor Runín remarcó nuevamente la preocupación por la iniciativa “porque necesitamos poder entrar en debate y discusión de las incidencias negativas de cualquier reducción o retención de recursos municipales, ya sea por coparticipación federal como provincial”.

“Lo cierto es que el Municipio de Río Grande no está en condiciones, y no va a estar en condiciones en todo el presente ejercicio, de poder hacer frente a un nuevo ajuste presupuestario”, insistió Runín que incluso entendió que la Legislatura debería entender y saber esta situación.

“La Legislatura debería estar al tanto en el sentido que económicamente, incluso, ya ha sido solicitado a principio de año el goteo automático para evitar los atrasos, pero es una cuestión netamente institucional y que, con el presupuesto en la mano, y con la estimación de recursos hacia fin de año, arroja un panorama crítico, creo que el Municipio de Río Grande de explicar todo esto, para demostrar que no nos permitirá soportar un nuevo ajuste presupuestario”.

“Esperamos pronto poder dialogar sobre esto y sería importante que nos llegue cuál es el proyecto, o lo que haya escrito, en cuanto a esto, que para nosotros es muy incierto”, insistió.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *