El Municipio decomisó mercadería e impidió la elaboración de alimentos

La Dirección de Bromatología e Higiene dependiente de la Secretaría de Gobierno del Municipio de Río Grande, realizó distintos procedimientos en locales de elaboración y venta de comidas en el marco del trabajo habitual de control que se lleva adelante en atención al cuidado de la salud de la población.

Este martes realizó un importante operativo en un local comercial situado en Thorne al 500 donde se constató falta de higiene y se procedió a impedir la elaboración de cualquier producto alimenticio hasta tanto no se adecuen las instalaciones y se proceda a garantizar la higiene y seguridad de los alimentos.

Este operativo fue encabezado por la propia directora del área, Marta Pérez, quien explicó que “estos procedimientos son permanentes, habituales, y tenemos varias líneas de acción, la más importante es la prevención, pero cuando un local no cumple las disposiciones del Código Alimentario Argentino que es el que nos rige, procedemos a hacer varias acciones, como la intervención de la mercadería para ver su estado; el decomiso de la misma si vemos que no se ajusta a las normas higiénicas, está vencida o francamente si está contaminada con excremento de roedores, si hay insectos –como moscas y cucarachas-, caso en el que procedemos a llevarla al relleno sanitario”.

En el caso del procedimiento realizado en Thorne al 500, Marta Pérez detalló que “encontramos una evidente falta de higiene, había cucarachas, moscas y presumiblemente excremento de ratas. Ante esta situación, procedimos a decomisar esta mercadería y llevarla al relleno sanitario. Se extrajeron unos 500 kilos de carne de todo tipo, alrededor de 100 kilos de fiambres, unos 300 kilos de productos alimenticios en general. En total estimamos en más de una tonelada de mercadería incautada y llevada al relleno sanitario en dos camionetas de la municipalidad”, comentó la Directora.

Otros procedimientos

También Bromatología realizó otros procedimientos similares en una panadería ubicada en Juan Domingo Perón casi Belgrano a la cual se le ha prohibido elaborar sus productos y se la infraccionó, decomisándose la mercadería, la que también fue llevada al relleno sanitario. El procedimiento se inició cuando la dirección de Tránsito y la propia Dirección de Bromatología realizaron una inspección vehicular en la zona del puente General Mosconi. Un vehículo transportaba productos panificados sin estar habilitado por lo cual se procedió a decomisar su contenido y llevarlo al relleno sanitario y luego los inspectores fueron al origen de estos productos: la panadería de marras. El vehículo, en tanto, fue secuestrado por tránsito por otras faltas a las ordenanzas vigentes.

En tanto un buffette, concesionado por La Misión Salesiana, también le fue prohibida la elaboración de alimentos y la mercadería fue incautada y llevada al relleno sanitario para su destrucción, por detectarse la presencia de roedores.

En otro procedimiento también se interceptó un camión que vendía papas y cebollas en la vía pública –a cielo abierto-, a cuyos responsables se les prohibió que prosiga con la venta.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *