Dónde invertir en época de cepo

Ya pasadas las elecciones, una parte de los miedos se disiparon. Veo proyectos de inversión en la economía real que se reanudan y aparecieron algunos inversores totalmente dolarizados (proceso que comenzó en abril 2018) dispuestos a explorar alternativas inversión en activos financieros.

El problema es que van quedando pocas alternativas para recomendar: porque están reperfiladas o porque son bonos que deberían ser reperfilados o reestructurados, o bien porque el riesgo en la transición hasta el 10 de diciembre sigue siendo muy elevado a pesar de haber puesto un cepo muy restrictivo a la compra de dólares y un freno a la caída de reservas.

Las Lecaps en pesos tienen rendimientos que van del 100% al 135% anual según el plazo. Las Letes en dólares rinden entre 290% y 150% anual marcando lo inevitable: un reperfilamiento.

Los bonos en pesos con mayor duración también van derecho a una reprogramación de los pagos: menos recomendables todavía.

Comprar bonos en moneda dura que cotizan en pesos es una forma de dolarizarse, pero a un costo elevado con un dólar CCL y solo recomendable a corto plazo para movimientos alcistas de la brecha cambiaria.

Los bonos corporativos tienen un riesgo inverso: son posicionamientos defensivos frente al mayor riesgo soberano. Recomendaría tener Pan American Energy PAE21, Tecpetrol TECPET22 y pra inversores amas agresivos los de YPF YPFDAR25 y Pampa Energía PAMPAR27.

El BCRA va a encarar una baja de tasas de interés y ya AF se mostró partidario de profundizar dicha tendencia: la tormenta perfecta para el dólar? No para los dolares físicos oficiales, sino para aquellas alternativas dolarizadas que respeten los precios libres de mercado: dejamos afuera entonces a los futuros de dólar porque están atados al oficial. Tampoco serían parte de las recomendaciones los plazos fijos.

Una alternativa válida son las cauciones en dólares para toda aquella persona con una cuenta comitente para aquellos dólares dentro del sistema, garantizados por ByMA y que no pagan bienes personales (si están en cajas de seguridad tributan 0,5%).

No estamos recomendando acciones. Vemos un S&P Merval en un valor más abajo de aquí a fin de año medido en dólares CCL. Apenas podrían esquivar la caída y la falta de flujos extranjeros quizás algunas acciones con bajas exageradas en forma muy selectiva, pero nos abstenemos de recomendar en este momento.

Exploremos alternativas atadas al CCL y que nos diversifiquen. Reúnen esas condiciones los CEDEARs: destaco entre las tecnológicas a Microsoft,Amazon, Apple, Globant y Mercado Libre. No dejemos afuera al oro a través de Barrick Gold o empresas brasileñas enfocadas a la recuperación del consumo y del PBI como Bradesco.

Entre las posiciones defensivas tenemos que mencionar a compañías con ingresos estables, buenos flujos de caja y poca volatilidad de sectores como salida, consumo no discrecional o utilities como Disney, PepsiCo, Procter & Gamble, Pfizer, y General Electric, aunque todas ellas con baja liquidez.

Las cotizaciones de CEDEARs pudieron haber marcado un punto de entrada después de las elecciones, debido a que la brecha cambiaria aflojó un poco, reduciéndose al 27% al cierre de esta nota.

El argentino con dólares en manos se encuentra en una excelente posición para hacer ofertas agresivas sobre propiedades inmobiliarias, con 20/30% debajo de un precio de lista que nunca bajó porque sigue siendo refugio histórico.

Un Congreso no tan concentrado le pondrá freno y racionalidad en un daño equilibrio de poderes. Pero la definición de quien será el próximo ministro de Economía puede afectar el humor de los operadores: más heterodoxo o cercano a AF o CFK sería mal visto frente a la tarea de llegar con un claro mensaje a Wall Street y cosechar muchas voluntades para renegociar la deuda. 

 

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.