Di Giglio: “Si uno está preparado, cuando llegue la vacuna podemos iniciar rápidamente con todo”

Tras conocerse la decisión del presidente Alberto Fernández para que Argentina avance en la adquisición de la vacuna rusa Sputnik V contra el COVID-19 y que el país estará en condiciones de recibir entre diciembre y enero 10 millones de vacunas, Fm Fuego dialogó con la Ministra de Salud de la provincia, Judith Di Giglio, para conocer más al respecto.

La ministra comentó que el día lunes “la responsable de vacunas de nuestra provincia, la doctora Lucía Villa, Infectóloga del hospital de Ushuaia, participó de la primera reunión para la planificación de la vacunación”. Destacó que detrás de una vacuna “hay muchísima logística y trabajo y eso lo que se empezó a planificar el día de ayer desde el gobierno nacional”.

Al respecto dijo que “no nos especificaron fecha de inicio ni el tipo de vacuna, simplemente se empieza a trabajar en cómo va a ser la distribución, cuál va a ser la población objetivo, cuál será la manera de almacenamiento de los diferentes tipos de vacunas” lo cual calificó como “alentador”.

En ese sentido mencionó que se trató de “precisar el tipo de vacuna que vamos a utilizar” y sostuvo que “en principio, se habla de todas las vacunas que están en fase 3 y luego nos enteramos de esta adquisición, sabemos que desde la provincia veníamos en tratativas para la compra de la vacuna rusa, no hay ninguna vacuna que haya registrado la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) aún pero esperemos que próximamente se pueda concretar”.

Señaló que en aquella reunión se trataron temas como, por ejemplo, el equipamiento requerido para almacenar las vacunas “como provincia no tenemos fecha de llegada de la vacuna ni de inicio de la vacunación, pero si uno está preparado cuando llega la vacuna podemos iniciar rápidamente con todo” y reiteró que “hay mucha logística detrás de una vacunación masiva, los vacunadores, tener los sectores limpios, los elementos de protecciones personal, delimitar la población objetivo; trabajos que no se pueden hacer de un día para el otro”.

Aseguró que además de esta vacuna “el sistema nacional va a comprar todas las vacunas que estén disponibles y registradas en ANMAT para llegar a vacunar la población objetivas del país”.

La ministra afirmó que, en un principio, tendrán prioridad para recibir la dosis “los trabajadores de la salud, los trabajadores esenciales de seguridad, los mayores de 60 años y aquellas personas de entre 18 y 59 años que tengan mucha posibilidad de complicación de la patología, como ser la obesidad mórbida y la diabetes insulinodependiente”.

Respecto de la deficiencia de vitamina D, situación que puede llegar a complicar un cuadro de Covid-19, sostuvo que “en los centros de salud se da la vitamina D a toda la población fueguina en los controles médicos. Tenemos un programa provincial y las medidas que se toman es la entrega gratuita de la misma”. Señaló que principalmente se le entrega a “los menores de 18 años, embarazadas y mayores de 60 años”. En este sentido mencionó que actualmente se suma el problema de que “este año la población no hizo controles de salud”.

Acerca de lo contactos que Tierra del Fuego había entablado con autoridades de Rusia señaló que fueron con motivo de “poder finalizar con la última etapa de producción y la distribución en el país” con lo cual para ello “se ofreció el Laboratorio del Fin del Mundo, por supuesto hicimos contacto y participamos de diferentes reuniones con especialistas y hemos además, solicitado la compra, pero dependemos del registro nacional en ANMAT”. Al respecto de ello explicó que “la fase 1 y 2 hablan de la seguridad de la vacuna, la fase 3 es referida a la eficacia y la fase 4 es la farmacovigilancia, que es un seguimiento de efectos adversos”.

En tal sentido afirmó que “en la fase 1 y 2 ya se demostró que las vacunas que pasaron a fase 3 son seguras”. No obstante “para la eficacia tendríamos que esperar muchos meses y no se va a poder saber por cuanto tiempo será la inmunidad ni si en todas las personas” por lo cual “en este sentido se va a ir estudiando con la aplicación” y aclaró que esto sucederá en todo el mundo y con todas las vacunas disponibles.

Destacó que al no saber la eficacia de la vacuna “no tenemos que relajarnos con las medidas de prevención”. Señaló que se cree que la vacuna disminuirá la mortalidad pero no la velocidad de transmisión, es decir “la gravedad de la enfermedad, entonces disminuye la mortalidad y el requerimiento de internación de los pacientes”.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *