Desbaratan contrabando de 418 celulares en Cerro Sombrero

Una partida de 418 teléfonos celulares de alta gama fue incautada por efectivos de la Tenencia de Carabineros de Cerro Sombrero, en la provincia de Tierra del Fuego, en la tarde de este martes.

Para el Servicio de Aduanas se estaría frente a un contrabando de exportación, situación que es materia de investigación.

La pesquisa dejó un detenido. Se trata del conductor de una camioneta donde se trasladaba la mercancía, el ciudadano argentino Matías Gastón Rodríguez, domiciliado en la ciudad de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.

Según se pudo establecer, Rodríguez cruzó el paso fronterizo Integración Austral, en Monte Aymond, alrededor del mediodía de este martes, en dirección a Punta Arenas, manejando una camioneta Chevrolet, doble cabina.

Los artículos tecnológicos fueron cargados al interior de Zona Franca. El chofer portaba a lo menos seis facturas extendidas desde el local New Ark, que en total sumaban 418 unidades de teléfonos celulares.

Eran las 19 horas de ayer cuando fruto de un control vehicular a la altura del kilómetro 53 de la Ruta CH-257, sector de Cerro Sombrero, carabineros se percató que frente a una casa en construcción, no habitada, una persona retiraba desde una camioneta algunos bultos. Lo anterior fue observado desde una posición estratégica, lo que permitió a la policía apreciar la faena de descarga de la mercancía.

Cuando los carabineros se acercaron al lugar, se enfrentaron a un conductor nervioso que trató de justificar la mercadería exhibiendo algunas facturas, documentos que habían sido extendidos días antes por el centro comercial New Ark con nombres presuntamente ficticios.

En su defensa, el chofer declaró que el destino de la mercadería era la ciudad de Río Gallegos, desde donde viajó en la mañana de ayer a Punta Arenas. Sin embargo, para la policía esto escaparía absolutamente de la realidad, pues no hay explicación lógica para que el producto haya cruzado hacia Tierra del Fuego, siendo lo más probable que los contrabandistas esperarían el momento oportuno para cruzar hacia Río Grande, aprovechando la carrera del Gran Premio que se disputa este fin de semana, donde la fiscalización es más débil.

El conductor fue detenido, aunque sería puesto en libertad a la espera de citación por parte de la Fiscalía de Porvenir que asumirá la investigación de los hechos.

Toda la mercadería fue incautada y remitida al Servicio de Aduanas.

Fuente: La Prensa Austral

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.