Declaró la víctima del asalto en Chacra II: “Sigo haciendo rehabilitación hasta el día de hoy”

Este miércoles inició en los tribunales de Campamento YPF el proceso contra Luis Ernesto Canaviri por el delito de robo doblemente agravado en grado de tentativa en concurso ideal con portación ilegal de arma de fuego de uso civil. El imputado llega al proceso detenido por “riesgo procesal”. Esta mañana declaró la víctima.

Canaviri está acusado en razón de que el 30 de diciembre del año pasado intentó vender dólares a Julieta Guerrero de 25 años y la citó en un automóvil en el barrio Chacra II. La mujer acudió al encuentro, acompañada de otra mujer, con aproximadamente 490 mil pesos para realizar la transacción de dólares. Allí sufrió un intento de robo, el sujeto sacó dentro del auto un arma de fuego y efectuó un disparo lesionando a la víctima en la punta de un dedo.

En su declaración la víctima relató los pormenores del hecho “ví que se acercó un chico al auto y subió atrás, estábamos hablando todo bien y dijo si podíamos hacernos un poco más adelante porque su papá no podía caminar, le creí y me distraje con el teléfono” minutos después “lo tengo mirándome a la cara, apuntándome con un arma y diciendo ‘apagá el auto, dame la plata o te mato’, y yo no entendía nada, en ningún momento me lo esperé”.

Prosiguió con su relato, comentó que tenía el dinero entre sus piernas y detalló “cuando vi que él hizo un movimiento raro, me quedé unos segundos aturdida, arrinconada y con él encima. Lo primero que ví fue el arma y disparó, no me había dado cuenta que tenía la herida en el dedo”. Luego del forcejeo mencionó que salió corriendo del auto y el sujeto la perseguía “sentí una sensación en la espalda como que me da otro tiro, me duró un montón de tiempo”.

Aseguró que “sigo haciendo rehabilitación hasta el día de hoy”.

Asimismo, afirmó que tuvo que mudarse en dos oportunidades debido a las amenazas recibidas por parte del imputado (por lo cual fue detenido). En una primera ocasión debieron mudarse porque le dieron la prisión domiciliaria a 3 cuadras del domicilio de la víctima y en la segunda oportunidad, 3 sujetos se presentaron en su casa a pedirle dinero y le hiceron llegar a la pareja de Julieta un mensaje amenazante por parte de Canaviri.

Por su parte, Canaviri presencia el juicio a través de una videoconferencia desde la unidad de Detención Nº1 y se negó a prestar declaración indagatoria.

La jornada va a concluir con la declaración de la joven que acompañaba a la víctima.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *