Concejales recibieron al departamento de epidemiología de la zona norte

Este jueves por la tarde se llevó adelante la reunión de la comisión de Ecología, Turismo y Medio Ambiente que preside la concejal María Laura Colazo, a través de la cual junto a la concejal Verónica González, recibieron al responsable del área de Políticas de Salud de zona norte Guillermo Seguí, a la jefa de Epidemiologia del Hospital Dra. Alejandra Aguilera, y a la Dra. en atención primaria de la salud, Pediatra Belén Nasif, quienes explicaron los datos del informe del Departamento de Epidemiología Zona Norte que detalla que se notificaron 28 casos de Diarreas Agudas Sanguinolentas y 3 casos de Síndrome Urémico Hemolítico, localizados mayoritariamente en la zona de los barrios de la Margen Sur.

Del encuentro también participaron el secretario de Ambiente, Desarrollo Sostenible, y Cambio Climático de la provincia Mauro Toscani, y el subsecretario de Fiscalización y Control Ambiental Juan Cejas.

El informe explica que la mayoría de los brotes de diarrea tienen su origen en el agua y alimentos contaminados, en particular asociados a las condiciones de pobreza, la falta de acceso al agua y la contaminación, y a esto se debe sumar la falta de servicios, entre ellos los sanitarios.

Tras la reunión la concejal Colazo manifestó que “pudimos escuchar la presentación de un informe que se hace todos los años que tiene que ver con los casos de diarreas y sus diferentes tipos en nuestra provincia, y en nuestra ciudad, donde hemos recibido la copia por escrito para poder girarla a todos los bloques, y que quede en el Concejo Deliberante”.

Asimismo sostuvo que en la “zona de la Margen Sur habían aumentado todos los casos en relación a años anteriores, pero lo que nosotros siempre planteamos es cómo podemos trabajar desde el Concejo Deliberante, y desde el Municipio en tratar de minimizar los riesgos a los que están expuestos, sobre todos los niños y las niñas en nuestra ciudad”.

En tal sentido expresó que un “chiquito que este en una casa con agua, con cloacas, y que su zona tenga un adecuado tratamiento de los efluentes cloacales va a estar expuesta a menos riesgos que una familia que se encuentra viviendo en un barrio en donde tiene un pozo, donde no está conectado a una red de cloacas, y tampoco tiene tratamiento de efluentes cloacales, ahí el riesgo es mayor, así que nuestro compromiso es seguir trabajando para poder tener en Río Grande un plan de aguas, y de cloacas, y sobre todo un tema actual vinculado al tratamiento de los efluentes cloacales”.

También entendió que en esta zona de la ciudad los servicios “fueron colocados hace poco tiempo, por lo cual ha sido una población que ha estado en riesgo durante muchísimos años, y el impacto en la salud que esto ha generado está a la vista, dado que no es lo mismo que una familia pueda recibir un adecuado tratamiento de efluentes cloacales, a una familia que no los tenga, donde los riesgos son superiores”.

Además reflejó que la “zona de la Margen Sur hoy por hoy no tiene una planta de tratamientos de efluentes cloacales, y nosotros queremos que haya una planta de tratamientos de efluentes cloacales como se está avanzando en esto a través de inversiones de Nación, y de la provincia para minimizar la exposición a estos riesgos por parte de toda la familia de Río Grande, y sobre todo de aquellos que hoy no tienen todos estos servicios de forma completa como lo es agua, cloacas, y tratamientos de efluentes cloacales”.

Finalmente indicó que nuestro objetivo es que “Río Grande pueda contar con un plan director de Obras de Infraestructura en agua, cloacas, y tratamiento de efluentes cloacales porque somos muy conscientes del impacto ambiental y en la salud de las personas que viven en Río Grande”.

“Hemos visto más casos que otros años con respecto a las diarreas agudas sanguinolentas”

Por su parte la jefa de Epidemiologia del Hospital, Dra. Alejandra Aguilera, señaló que les “brindamos a los concejales un informe que se hizo para que se sepa que es lo que está pasando en la ciudad con respecto a las diarreas en general, y a las diarreas sanguinolentas en particular”.

Al respecto manifestó que los casos de “diarreas agudas se han mantenido como viene pasando todos los años en forma estable, no hemos tenido grandes brotes, ni más casos que otros años, y se encuentra está distribuido en toda la ciudad, por lo que no hemos vistos grandes cambios”.

En cambio en lo que es diarreas agudas sanguinolentas si “hemos visto más casos que otros años, donde a principios de año, como viene pasando todos los veranos a casusa de lo que es la salmonera, por eso llevar a la población recomendaciones en lo que es lavado de los alimentos, cocción de la carne completa, lavado de manos, comprar en lugares seguros, es muy muy importante porque estas diarreas agudas sanguinolentas puede llevar en algunos casos a un síndrome hemolítico urémico por eso es importante que se tomen todas estas recomendaciones desde los hogares”.

Puntualizó que la “distribución de la diarrea en particular está en toda la ciudad, mientras que las diarreas agudas sanguinolentas en todo lo que es el sector de la Margen Sur, mientras que síndromes hemolítico urémico se han visto tres casos este año, y tienen que ver con la zona de la Margen”.

Asimismo consideró que esta es una “situación normal que va aumentando en función del aumento de la población, y de los hábitos que va teniendo la población”.

Por último indicó que “diarreas en general hemos tenido 1200 casos, distribuidos a lo largo del año, 28 casos de diarreas agudas sanguinolentas, y 3 casos síndromes hemolítico urémico”.

“El número de casos es un poco más elevado de lo que observábamos en años anteriores”

En tanto el responsable del área de Políticas de Salud de zona norte Guillermo Seguí reveló que “hemos tenido 1200 casos de diarreas en general, 28 casos de diarreas agudas sanguinolentas, y 3 casos síndromes hemolítico urémico, lo cual el número de casos es un poco más elevado de lo que observábamos en años anteriores, lo que tuvimos fue un pico estacional a comienzo de año que estuvo muy por encima de lo que nosotros esperábamos, entonces en ese momento tomamos intervención, fuimos casa por casa en cada uno de los casos, y detectamos en todos los casos que hemos venido analizando que hay un fuerte componente de pobreza en las familias que sufrieron estas patologías”, remarcó.
Además agregó que esto se deba a la “falta de agua potable, de cloacas, a débiles hábitos de higiene, como así

también asociados a factores ambientales, los cuales tienen directa influencia en lo que es la salud de la población”.

Finalmente expreso que estos casos están surgiendo este año, y no en años anteriores a raíz de “hay un alto componente de factores ambientales, también asociados a estos determinantes de la salud como lo son la falta de servicios básicos, como lo son las cloacas y el agua potable”.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *