“Cada vez que mi hijo se va, no sé si me lo van a traer vivo o muerto”

Así lo manifestó Susana, una vecina de la ciudad de Río Grande que está viviendo una difícil situación con su hijo de 16 años, quien tiene graves problemas de adicciones. En diálogo con FM Fuego, dio detalles del estado del menor y de los insistentes pedidos de la familia a la Justicia para que los autoricen a llevarlo a un centro especializado en Buenos Aires.

“La realidad es que mi hijo a partir del 2019 empezó a manifestar este consumo. En octubre de 2020 pedí en el Juzgado una protección de persona para Lautaro porque día a día el riesgo va avanzando. Hasta el momento solamente lo que me han brindado es que mi hijo tenga tratamientos ambulatorios. Con todas las evidencias que he presentado, el no está en condiciones para hacer este tipo de tratamiento”, comentó Susana.

En ese sentido, explicó que “seguimos todos los días con paraderos, ha empezado a auto agredirse, ha estado en el hospital internado por más de 10 horas por un lavado de estómago, le han hecho estudios y le ha dado positivo para consumo de marihuana y de otras sustancias; todo esto está reflejado en las presentaciones. Incluso tengo más evidencia”. 

“Es muy triste lo que estamos pasando, cada vez que se va yo no sé si me lo van a traer vivo, y en algún momento no me lo van a traer vivo. Yo quiero que él viva, pero no quiero que nadie decida cómo tiene que vivir mi hijo o en qué condiciones tiene que hacerlo. Él es un ser humano y tiene derecho a vivir bien. Nosotros estamos con él, pero necesitamos que por favor me respondan desde la Justicia”, pidió Susana.

Además, agregó que “cuando él hace sus evaluaciones está lúcido y ninguna persona adicta va a reconocer su adicción. Esas evaluaciones duraron 25 minutos, cuando a mi me entrevistaron por dos horas”.

“No estoy encontrando ningún tipo de respuesta de la Justicia. Hoy dependemos de lo que diga el Juzgado que está a cargo del expediente de mi hijo. Yo entiendo que los sentimientos del resto de las personas no van a ser los mismos que los nuestros, es muy triste saber que tu hijo se va y roba para poder consumir. Yo sé que él está perjudicando a muchos, pero él está actuando bajo los efectos de una sustancia”, indicó.

Por otro lado, Susana manifestó que “hay muchos chicos que les pasa lo mismo y familias que están viviendo lo mismo que nosotros y tampoco tienen respuesta. Es muy cansador esto. Todos los padres que tenemos problemas con nuestros hijos y queremos recuperarlos agotamos todas las instancias para lograrlo, pero eso no se ve. Por eso hoy me decido a hablar, porque estoy desesperada. Yo siempre busqué que mi hijo no continuara dañándose y que no perjudicara tampoco a nadie más”.

Con respecto a los tratamientos ambulatorios dictados por el Juzgado para el menor, su madre afirmó que “ nunca arrojaron nada positivo, nunca se pudieron concluir porque no tenemos autoridad sobre Lautaro, la policía tampoco tiene autoridad sobre él, el Juzgado tampoco, entonces él toma y hace lo que quiere”.

Asimismo, Susana señaló que “yo propuse llevarlo a un centro privado de Buenos Aires, lo presenté en un expediente. Mi intención no es llevarlo y dejarlo encerrado, necesito una evaluación con profesionales para que me digan la problemática que tiene. Yo necesito que él esté resguardado para que mi hijo no siga en la calle, porque él hoy está en situación de calle”.

“Hoy el Juzgado que está llevando la causa de mi hijo es el Juzgado de Familia N°2 y quiero pedirle que tome una resolución para que mi hijo no siga avanzando con esto, es lo único que pido. Yo no estoy de acuerdo con un tratamiento ambulatorio porque no lo vamos a poder lograr, necesita estar protegido y contenido las 24 hs con especialistas.”, cerró la vecina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =

80 − = 71