Salud recordó vigencia de veda en recolección, comercialización y consumo de mariscos

Las autoridades del Ministerio de Salud recordaron a la población que “continua vigente la veda para la recolección, comercialización y posterior consumo de mariscos bivalvos en toda la jurisdicción provincial”, medida que fuera dispuesta el pasado 14 de diciembre de 2012, mediante resolución 813/12 de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente.

En tal sentido, desde la Dirección de Epidemiologia e Información de la Salud de Tierra del Fuego resaltaron que este martes “el Hospital Regional de Río Grande notificó la presencia de un caso sospechoso de intoxicación por moluscos bivalvos en una paciente que se encuentra actualmente hospitalizada en dicho establecimiento, con un cuadro comúnmente conocido como ‘Marea Roja’”.

“La ‘Marea Roja’ es un fenómeno natural provocado por el rápido crecimiento de algas microscópicas que producen sustancias tóxicas”, se explicó desde la dependencia sanitaria, agregándose que “los moluscos, al alimentarse de estas algas, acumulan dichas sustancias tóxicas y así se contaminan; y cuando los niveles superan límites seguros, se declara la veda, por ser entonces, el consumo de bivalvos peligroso para la salud”.

Desde el Ministerio de Salud señalaron además que “el laboratorio ambiental de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Ambiente es quien monitorea de forma sistemática el estado sanitario de los frutos de mar, y así determina las restricciones pertinentes”.

Hecha esta observación, desde la cartera sanitaria fueguina se ratificó “la prohibición de la recolección artesanal, o ‘marisqueo’ en toda la jurisdicción provincial”.

Por otro lado se advirtió que “los moluscos afectados no cambian de aspecto ni olor”, y que “la cocción de los mismos o el agregado de sustancias (como el limón) no eliminan las toxinas”.

“Los síntomas de intoxicación pueden aparecer a los pocos minutos de la ingestión o aún después de horas”, se avanzó en la explicación, para agregarse luego que “los casos moderados se acompañan de cosquilleo y adormecimiento de labios, cara y cuello”.

Entre los síntomas a tener en cuenta, se enumeró también el hecho de que “pueden aparecer dolor de cabeza, mareos, vómitos y diarreas”, resaltándose que “los casos graves se acompañan de parálisis musculares, dificultad respiratoria y en casos extremos muerte por paro respiratorio de no instaurarse en forma oportuna las medidas de sostén necesarias, por lo que se apela a la responsabilidad de la población en el cumplimiento de la norma”.

Finalmente se recomendó que “ante cualquier duda, hay que consultar al centro de salud u hospital más cercano”.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *