RÍO GRANDE: Recordaron a víctimas de avión siniestrado en 1951

El Centro de Antiguos Pobladores homenajeó a las víctimas del avión de Aerolíneas Argentinas que se estrelló en 1951 en la vega del río Grande (en inmediaciones de la actual José Ingenieros y Ricardo Rojas) donde murieron once personas. Participaron familiares de pasajeros; el vicegobernador Juan Carlos Arcando; la concejal María Laura Colazo y el exintendente Esteban Martínez. “Felicito a los antiguos pobladores por esta iniciativa de mantener vivo el recuerdo de quienes fallecieron en aquella tragedia”, dijo el Vicegobernador.

En representacion del CAP estuvieron el exconcejal Julián Baeza, Agustín Cárcamo, Francisco Pacheco y Víctor Almonacid. Asimismo estuvieron presentes familiares de los pasajeros de ese siniestro como Adrián Goodall, el exconvencional Constituyente Carlos Pastoriza, su esposa Silvia y la profesora Carmen Valencia. Popr parte de las autoridades, participaron el vicegobernador de la Provincia, Juan Carlos Arcando y la concejal de la ciudad, Dra. María Laura Colazo que impulsó iniciativas para mantener viva la memoria de este suceso.

Cabe destacar la presencia también del documentalista Luís Soler quien ha realizado varios documentales sobre la Aeroposta Argentina, línea aérea que fue el germen de Aerolíneas Argentinas y que estaba haciendo la transición de línea aérea de bandera en esos tiempos.

“Felicito a los antiguos pobladores por esta iniciativa de mantener vivo el recuerdo de quienes fallecieron en aquella tragedia”, dijo el Vicegobernador de la Provincia y titular del parlamento fueguino.

El accidente del avión Douglas DC3

Julián Baeza recordó que fue el primero de los accidentes en una línea aérea en esta localidad y que costó muchas vidas de vecinos de Río Grande y de Ushuaia. Solo unos pocos se salvaron.

“Fue uno de los accidentes más grande que tuvimos en Tierra del Fuego y para esa época, en la Patagonia. Tuvo repercusión nacional e internacional y en nuestro caso, como antiguos pobladores, venimos manteniendo estos actos para recordar a las víctimas del accidente aéreo durante los últimos años”.

Nunca se supo si el accidente fue producto de la impericia o del clima; “sabemos que en nuestra zona hay esa neblina que no dejan ver”.

Los aviones aterrizaban en la zona del Frigorífico y tal vez el piloto se desorientó y se estrelló con el avión en la zona de la Antena de Radio Nacional.

Este luctuoso suceso ocurrió el 26 de marzo de 1951 cuando el avión ‘Yagán’ de Aerolíneas Argentinas se estrelló en la vega del río Grande, en cercanías de las calles José Ingenieros y Ricardo Rojas.

“Como consecuencia de este siniestro catastrófico, fallecieron los tres integrantes de la tripulación; el comandante Miguel Yorio a quien secundaba el copiloto Pablo Abella, el radiotelegrafista Jorge Pizarro. También fallecieron ocho pasajeros, Teniente Rodríguez Saa, Héctor Catorra, Jessie Lawrence, Héctor García; Sevignón; Lequebor, Roberto Sensirrich y Juan Díaz”,

Agregó que “los heridos fueron Teresa Casals (familiar de Carlos Pastoriza) Néstor Galarza, Pamela Lawrence, Juan Vargas, Secundino Valencia y el comisario de abordo Horacio Dalera. Quedaron ilesos, Catalina Ramírez de García y el bebé de 9 meses, Juan Valencia”.

Testimonios de familiares

La profesora Carmen Valencia confió que ella tenía cuatro años de edad cuando sucedió el accidente. “Conocí la historia a través de mi padre y de mi tía que justamente venía en el avión con mis dos primos cercanos –con Juan Carlos ‘el Ñato’ y con el Ricardo ‘Kundo’ Valencia- que se salvaron del siniestro. Hoy uno de mis primos, Juan Carlos y mi tía, ya fallecieron. Mi tía quedó con una sola secuela y fue un problema en la cadera”.

“Agradezco a Julián Baeza porque todos estos hechos de nuestra querida Tierra del Fuego, tiene que conocerlos la comunidad; asimismo, me encanta que esté Adrián (Goodall) quien conoce bien la historia y lo mismo Julián de que mantenga estos actos sobre un hecho que nos marcó en Tierra del Fuego por el fallecimiento de las personas que iban en la aeronave”.

En tanto Adrián Goodall recordó que “venían dos primas en el avión, una de ellas, Jessie de 15 años, falleció. El impacto de la tragedia fue enorme porque la Río Grande de esa época era de unos 1.500 habitantes y comparativamente si ese accidente ocurriera hoy, el impacto sería unos 600 muertos, como si hubiera caído un jumbo 747”.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.