Recomendaciones para prevenir enfermedades trasmitidas por alimentos

Desde la Dirección de Promoción de la Salud recordaron las recomendaciones que se deben tenerse en cuenta a la hora de preparar alimentos y destacaron la importancia de las mismas debido a que “la mayoría de las enfermedades transmitidas por los alimentos pueden prevenirse con una correcta higiene y una manipulación apropiada”.

“Hay una serie de recomendaciones que se consideran fundamentales para evitar este tipo de enfermedades”, comentó la Directora de Promoción de la Salud, Marina Goyogana, y detalló que las mismas se centran en “la higiene, el uso de agua y alimentos seguros, separar los alimentos crudos de los cocidos, la correcta cocción y la temperatura adecuada”.

“Si bien estas recomendaciones hay que tenerlas presente siempre, consideramos importante reforzarlas ante festividades o fines de semana largo debido a que mucha gente se traslada a otras ciudades o sale a pasear al campo, lo que representa un cambio en la rutina diaria que incluye también a las comidas”, expresó la profesional en relación a la proximidad de Semana Santa, y agregó que “hay que prestar especial atención a los alimentos y su manipulación, por ejemplo, no dejarlos al aire libre o dentro de los vehículos mucho tiempo y, en especial, en estas fechas festivas verificar y chequear el origen de elaboración de los alimentos preparados comprados”.

“Los alimentos cocidos no deben estar a temperatura ambiente por más de dos horas y la leche, el queso y los alimentos perecederos tienen que mantenerse refrigerados”, especificó.

La doctora Goyogana continuó explicando que “hay que separar los alimentos crudos de los cocidos, se deben usar distintos equipos y utensilios, como tabla de cortar o cuchillos, para manipular carnes crudas y cocidas”, en cuanto a la preparación “todas las carnes y los huevos tienen que estar bien cocidos».

En relación a las recomendaciones relacionadas a la higiene, la doctora detalló que “hay que lavarse las manos con jabón antes de comer o preparar alimentos y después de ir al baño, limpiar y desinfectar los lugares donde se prepara la comida y evitar que los animales tomen contacto con la misma”.

“Es fundamental usar agua segura para lavarse las manos y dientes y para lavar y preparar alimentos. En caso de no contar con red de agua potable es imprescindible purificarla mediante el hervor o lavandina”, explicó la profesional, y luego añadió que “también debemos estar atentos al estado de los alimentos, eligiendo los sanos y frescos y evitando aquellos que se encuentren vencidos o en mal estado, y no guardar las comidas preparadas por mucho tiempo, ni siquiera en la heladera”.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *