La Nueva Unión: “Tenemos la idea de regalar lo que producimos por lo menos dos o tres días a toda la gente”

Luego del incendio que arrasó con la Panadería La Unión de la ciudad de Tolhuin y mientras avanza la obra para lo que será la “Nueva Unión”, sus empleados comunicaron que comenzará a funcionar un salón detrás de la misma, en Avenida de los Selknam, donde se venderán churros, torta fritas y berlinesas. Emilio Sáez, fundador de La Unión, en diálogo con Fm Fuego, comentó como se está trabajando y brindó detalles de como será el nuevo edificio.

Sostuvo que “como los hombres están colaborando con el desmantelamiento de la panadería, las mujeres se resisten a no hacer nada y decidieron reabrir. Es algo muy humilde, como cuando yo empecé hace 37 años”.

Aseguró que también estará abierta la Oficina de Transporte y Líder y Quiniela “la idea es hacer churros, que es algo que tiene mucha salida, vamos a tener por lo menos 3 meses sin actividad”.

“Teníamos una caja fuerte con los sueldos y se quemó todo. Pero a pesar de estas cosas la energía y la buena onda es una contrapartida, acá estamos” expresó.

Comentó que “creo que el Banco Nación nos va a dar un crédito, con la posibilidad de poder pagar los sueldos por dos o tres meses a 25 familias” y agregó “el sábado me junto con los arquitectos de Ushuaia que están haciendo La Nueva Unión”.

Sobre este nuevo local afirmó “una vez que termine la demolición vamos a empezar, creo que va a ser mucho más linda y acorde a la realidad que necesita Tolhuin y los clientes”.

Respecto de la nueva panadería señaló “va a ser algo parecido, se va a utilizar el terreno completo, pero se va a dividir en dos”. De un lado “va a ser para los baños, todos los servicios, el mostrador, los hornos, la fabrica de empanadas, los chocolates, va a ser todo visible, la gente lo va a poder ver” y del otro lado “allí van a ir las esculturas del Dr. Favaloro, Mingo Gutiérrez con la hermana Carla, el ARA San Juan, las mesas y tal vez se va a incorporar un jardín de invierno para darle más luz”.

Emilio expresó “creo que quizás dentro de 3 o 4 meses cuando esto se abra, quizás le esté dando las gracias a Dios del obstáculo que me puso en frente, porque la verdad es que hay muchísima gente que está colaborando y aportando, no respecto al dinero, sino a lo espiritual y el aliento” y agradeció el acompañamiento de la gente “no me canso porque no me dejan, no puedo darme el lujo ni de llorar al lado de las chapas que es lo que tendría que haber hecho, me conmueve enormemente”.

Tras la consulta por los plazos respondió “calculo que 3 meses, mi preocupación son la calefacción y los baños. Las máquinas las vamos a comprar en estos días. Capaz que en abril o mayo”.

Finalmente, contó que “tenemos la idea, con los empleados y los proveedores, de regalar lo que producimos por lo menos dos o tres días a toda la gente, porque no hay forma de pagar tanto aliento”.

Gracias por compartir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *