Horror en Rosario: su pareja la tuvo cautiva 20 años

La víctima tiene 43 años de edad y el infierno que vivió junto a ese hombre es prácticamente de lo único que puede hablar, ya que pasó casi la mitad de su vida en esas terribles condiciones. Según relató frente a la fiscal de Violencia de Género, Luciana Valarella, ni bien se casaron su esposo se transformó en una persona muy diferente a la que había conocido previamente. La encadenó a la pata de la cama, la golpeó y la hostigaba psicológicamente durante años.

La familia de la víctima buscó interceder pero la situación solo se agravó. El hombre evitaba que la mujer maltratada mantuviera contacto con sus familiares, y si lo hacía era con una suerte de «guión» pacientemente preparado por el agresor. Así, la obligaba a cambiar permanentemente de aspecto y hasta le llegó a cambiar el nombre. Terminó esclavizándola.

Tras 20 años, la mujer ya se había resignado, pero el pasado 8 de mayo se le presentó la chance que tanto esperaba. Después de insultarla y acusarla de haber perdido una herramienta de su taller mecánico, el hombre se descompuso y se encerró en el baño. Había olvidado cerrar con llave la puerta de la casa.

 La mujer corrió hasta una estación de servicio ubicada en el cruce de Pellegrini e Italia, donde tomó un taxi y fue hasta la casa de un familiar suyo, que la acompañó a denunciar a su marido. Estaba irreconocible: rapada y vestida con ropa de hombre.

 La policía detuvo al marido en su casa. La fiscalía lo imputó en las últimas horas por el delito de privación ilegítima agravada y le dictó prisión preventiva efectiva por 60 días.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.