El Municipio comienza la construcción de viviendas sociales

Durante esta semana, el Municipio de Río Grande comenzará a construir las primeras 20 viviendas sociales, las primeras comprometidas por el intendente Gustavo Melella mediante un convenio con la Comisión Nacional de Tierras de Nación y el Instituto Provincial de la Vivienda –IPV- el pasado 9 de agosto del 2012.

El Jefe comunal destacó en esa oportunidad el hecho de que estas viviendas “van a ser construidas por cooperativas con lo cual el perfil que se le da es más profundo todavía. Las cooperativas tienen muchas veces como finalidad nuclear personas desocupadas que tienen oficios, que tienen perfiles comunes y que en nuestra ciudad no estamos acostumbrados a que una cooperativa encare una obra”.

El secretario de Obras y Servicios Públicos, Jorge Coldorf, reveló que “ya está en marcha la ejecución de 20 viviendas, diez de las cuales estarán a cargo de una cooperativa y las diez restantes serán construidas por otra cooperativa”.

El integrante del Gabinete municipal explicó que los beneficiarios de estas viviendas sociales “ya han pasado por el circuito de Acción Social, de Tierras Fiscales y nosotros ya hemos comenzado a preparar los terrenos donde se van a construir las viviendas, gracias a Dios en el marco de este Plan Nacional de Hábitat; es una obra que se ha venido gestando y que forma parte del sistema de soluciones que viene implementando el Ejecutivo y que está abocado junto con las otras acciones a brindar una respuesta concreta a un problema que como todos sabemos, es acuciante”.

También Coldorf informó que “las viviendas se construirán in situ, de acuerdo al lugar donde tiene adjudicado su terreno el beneficiario propuesto por el área social y por Tierras Fiscales; algunas viviendas se construirán en Chacra XI y otras en otros lugares de la ciudad”.

Por último anticipó que esta es la primera avanzada de otras que sobrevendrán. “En caso de que esta experiencia resulte como realmente queremos, hay otro grupo de viviendas que estaríamos en condiciones de llevar adelante”.

“Viviendas sencillas pero robustas”

La ingeniera en Construcciones Mabel Bogunovich, encargada de brindar la apoyatura en la parte técnica de la construcción de estas viviendas a la Comisión Nacional de Tierras, explicó que los proyectos no solo son ejecutados desde esta Comisión, sino también desde los mismos municipios. “Es muy importante la articulación conjunta con la Secretaría de Obras Públicas (del Ministerio de Planificación Federal) porque este trabajo se ve reflejado en la obra, aunque no esté escrito en los carteles. Si no está la unión de todos, estos proyectos no se concretan”, observó.

Sobre las viviendas, reveló que “vienen con unos lineamientos generales de Nación y tienen que respetarse ciertas características técnicas. Nosotros podemos hacer adecuaciones, pero uno de los puntos fundamentales es que se deben respetar los parámetros de la zona y es por eso que se construyen todas en chapas, la carpintería tiene que ser de madera y no cualquiera, sino de la zona y todo esto hace que se tengan que guardar todas las aislaciones térmicas que necesita la región”.

En este sentido la profesional comentó que la ejecución de estas viviendas difiere por tanto en cada región del país por este motivo. “Las que se construyen en Tolhuin tienen estructuras de madera, en cambio las que se construirán en Río Grande tendrán estructuras metálicas –hechas en PGC-; las de Tolhuin tienen cabreadas y las que se van a hacer acá posiblemente lo estemos viendo, porque a medida que vayamos avanzando esto se va mejorando porque también la idea es ir probando otros tipos de techos que queden estéticamente mejor y que a su vez toda la estructura guarde las características que tienen que tener en cuanto a la calefacción, como por ejemplo, que tenga lana de vidrio para la aislación y detalles como el revestimiento de chapas y unas cenefas de madera de lenga –eso está en las especificaciones técnicas- y todas las casas se entregan con cerámicos en el piso, pintadas”.

La ingeniera Bogunovich detalló que estas viviendas “tienen aproximadamente unos 55 metros cuadrados, con lo que se cubren las necesidades mínimas, con dos dormitorios, un baño, un star comedor y además tiene un lavadero cubierto.

En Tolhuin, también se colocaron vanitoris porque al ser ejecutadas (las viviendas) por cooperativistas, se buscan precios, nosotros salimos a pelear los mejores precios y se dio la posibilidad de conseguir estos elementos y colocarlos. Es decir, tratamos de cubrir las necesidades con la mejor calidad posible. Esa es la premisa que nos anima”.

Admitió sin embargo que estas viviendas no poseen artefactos como calefactores o caloramas “porque no está dentro de las especificaciones, pero el intendente Gustavo Melella nos propuso un esfuerzo en conjunto para que estas casas vayan con calefactores incluidos y esto no es un dato menor”, resaltó.

También destacó que las viviendas a construirse en Río Grande, en la zona de Chacra XI; ya hay familias habitando los terrenos “y nosotros seguramente nos vamos a encontrar con distintas situaciones en donde la vivienda se adecua a la familia que está viviendo o va a vivir allí y además, al terreno. Esto significa que podemos hacer modificaciones de manera tal que se ajusten a las necesidades de las familias”, subrayó finalmente.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *