EL MUNICIPIO ADQUIERE MAS EQUIPAMIENTO PARA EVITAR LOS INTENTOS DE OCUPACIONES IRREGULARES EN LA CIUDAD

La Municipalidad de Ushuaia colocará cinco garitas, incorporará equipamiento y vehículos para reforzar los controles en los accesos a distintos barrios y evitar las ocupaciones irregulares, al tiempo que se busca concientizar sobre el procedimiento correcto para el acceso a la tierra.

El secretario de Medio Ambiente del Municipio, Damián de Marco, que tiene a cargo el cuidado de los predios fiscales en zona de bosques donde está prohibida su ocupación, indicó que “estamos viviendo una etapa social muy compleja, por distintas razones, que nos obliga a generar un mayor control de ingreso del sector”.

“Algunas personas quieren ocupar lugares en forma irregular. Hicimos denuncias y hay querellante sobre la venta ilegal de tierras. Diariamente estamos prohibiendo el ingreso de muchas familias que buscan montar una estructura ilegal en ese lugar, que es además un lugar alto”, dijo el secretario.

“Estamos en una etapa compleja, que nos obliga como municipio a generar distintos controles para evitar intrusamientos en el sector y, por otro lado, también la Municipalidad está llevando adelante con el área de Hábitat la regularización de los lugares que ya están impactados; y esto va de la mano de los servicios. Lo que hacemos desde nuestra área es la fiscalización para evitar nuevas ocupaciones”, sostuvo De Marco.

“La situación social económica hace que muchos intenten ocupar, más allá de las especulaciones que hacen algunas personas. Y nosotros trabajamos de forma conjunta con la comisaría 5ta. para el aviso sobre estas situaciones. El día sábado estuvimos desarmando alguna estructura, con situaciones muy complejas, que afectan a los propios trabajadores”, agregó el funcionario.

Por esta razón, se incorporarán cinco garitas, equipamiento y vehículos que van a recorrer el lugar y realizar también un trabajo de concientización.

De Marco explicó que “se procede a la intimación y al desarme. A veces la persona entra en razón y otras veces no. El sábado desarmamos dos estructuras de común acuerdo, pero en la tercera, el clima se tornó mas difícil, una conflictividad de algunos vecinos que querían que la estructura siga estando. Lo que busca el Municipio es que estas situaciones no se sigan dando, con un control regular”.

“A nosotros diariamente nos toca parar a una gran cantidad de personas, familias que están buscando un lugar para vivir que ya no pueden pagar más el alquiler, que alguno de los dos fue despedido. Hay situaciones similares de lo que ocurrió en el año 2001”, explicó el funcionario. “Sin embargo, la Municipalidad a través del área de Hábitat hace un esfuerzo enorme en los planes que diagrama de urbanización y dar respuesta a la gran demanda que fue postergada por muchos años. Cuando nos encontramos con un caso social, convocamos al área de Políticas Sociales para buscar otro tipo de soluciones”.

“Hemos tomado la decisión política de no permitir mas este tipo de irregularidades. Queremos trabajar con planificación”.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *