El incendio fue generado por dos chicos

Si bien se espera el resultado de las pericias a cargo de peritos de la División Bomberos de la Policía de la Provincia, con asiento en Río Grande, ya se cuenta con material fílmico y las declaraciones de vecinos que identifican a dos menos de edad, de 12 y 13 años, que ocasionaron el fuego que luego se transformó en el devastador incendio que destruyó la fábrica de plásticos PIGSA (Plásticos de la Isla Grande).
Por la edad de los dos menores sospechados en la causa, la identidad se mantiene en estricta reserva. Lo único que trascendió es que uno de ellos vive en inmediaciones de la fábrica, en el parque industrial, en tanto que el otro es el hijo de un vecino que reside en el sector de Chacra XIII.
De esta manera, queda confirmado que, lamentablemente, el incendio se desató por la “travesura” de unos chicos que manipulaban unos cartones, a los que prendieron fuego, en el portón de la fábrica, que da hacia la calle Almirante Brown. Allí comenzó a propagarse el ígneo que se torno incontrolable, a pesar del esfuerzo del personal de la empresa por tratar de sofocarlo.
El mismo martes, se conocieron testimonios de vecinos y de un trabajador que hacía tareas de soldadura, que vieron a chicos que estaban manipulando fuego. Es más, algunas personas que viven en cercanías a la fábrica dijeron que varias veces denunciaron que algunos chicos se juntaban en el lugar y prendían fogatas a modo de acto de rebeldía.

Las pericias oficiales

Una vez que el fuego este totalmente controlado, lo que demandará algunas horas más de trabajo en el lugar, debido a los productos que son altamente combustibles, los peritos de la División Bomberos de la Policía de la Provincia comenzarán con los peritajes para determinar las causas fehacientes del origen del fuego que generó un desastre en la zona del parque industrial. 

De acuerdo a lo que se informó oficialmente, Personal de la Policía Científica investiga en base a imágenes registradas por las cámaras de seguridad de la zona. Además, se tomaron testimonios de una docena de vecinos que ya declararon en la Comisaría Segunda, que tiene jurisdicción del lugar del hecho. 
Ayer, durante todo el día, bomberos y personal de Defensa Civil siguen trabajando en el control de los últimos focos de fuego en la planta de Plásticos de la Isla Grande PIGSA. El fuego consumió toda la planta y se estima que las viviendas contiguas pudieron haber sido afectadas por las altas temperaturas.  
Durante la noche del miércoles hubo 30 familias evacuadas en distintos destinos, algunos en el albergue municipal, en instalaciones de la Base Aeronaval, en la Parroquia Sagrada Familias y en domicilios particulares. De a poco, ayer algunos de ellos pudieron retornar a sus viviendas.
 
Fuente: EDFM

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *