El cura Acevedo fue expulsado de la iglesia católica

Una notificación interna de la Diócesis de Río Gallegos confirmó que el cura Daniel Omar Acevedo, quien supo ejercer en esta ciudad, fue expulsado del estado clerical luego de ser encontrado culpable de los hechos denunciados en un proceso administrativo penal. La medida de expulsión aún esta pendiente de confirmación de parte de la instancia máxima dentro de la Iglesia Católica. Acevedo está procesado en una causa por abuso sexual, hay otros dos casos más.

La notificación a la que accedió este medio, es del 28 de agosto de este año y lleva la firma del obispo electo de San Isidro, Miguel D’Annibale, quien actualmente es administrador diocesano de la Diócesis de Río Gallegos, allí se aclara que aún esta pendiente la confirmación de la pena por parte de la Congregación de la Doctrina de la Fe, organismo vaticano que tiene competencia originaria en estos casos.

El caso del cura Daniel Omar Acevedo, quien desarrollaba su ministerio en Río Gallegos cuando fue separado de la función a raíz de una denuncia por presunto abuso sexual que formalizó en Ushuaia un joven de 23 años, el 13 de noviembre de 2016, tiene un avance en la justicia canónica, aunque aún restan respuestas de la justicia ordinaria.

El denunciante se presentó en la Comisaría de Minoridad y Familia de la capital fueguina y expuso que cuando tenía 15 años, el cura acudió unas vacaciones a su casa natal en la ciudad de Resistencia, Chaco, e intentó abusar de él.

Dijo que dos años después, cuando tenía 17 años, se repitió un hecho similar en el mismo sitio, y que al año siguiente el joven se mudó a Ushuaia donde volvió a ser contactado por Acevedo y se habría producido un tercer intento de abuso.

La causa judicial por este caso tramita en el Juzgado de Instrucción de Segunda nominación de Ushuaia, a cargo del juez Javier De Gamas Soler.

Dentro de la diócesis ya existe el caso de Cristian Vázquez que fue el primero en la Diócesis en será procesado por abuso sexual, quien se encuentra a la espera de la notificación del juicio oral en Tierra del Fuego.

Si bien los hechos tuvieron lugar en la provincia de Tierra del Fuego, al momento de la sanción preventiva los sacerdotes se desempeñaban en parroquias de Santa Cruz, uno en Río Gallegos, y el otro en Caleta Olivia.

El cura Parma continúa preso en Puerto Santa Cruz

A comienzos de octubre fue detenido en Tucumán el cura Nicolás Parma, acusado por abuso de menores, y fue trasladado a Puerta Santa Cruz para declarar ante la jueza Noelia Ursino. Sobre la causa rige secretario de sumario y permanecerá allí hasta tanto la justicia determine su situación según informaron fuentes de la fiscalía a Winfo Santa Cruz.

Parma, cuyo nombre religioso es “Felipe”, fue denunciado por el joven Yair Gyurkovitz quien hoy tiene tiene 23 años y vive en La Plata, pero cuando tenía 16 fue pupilo en Puerto Santa Cruz, y allí sufrió el primer abuso por parte del sacerdote que aún permanece detenido en esta ciudada costera.

A finales de 2016, una investigación periodística de Telenoche, dejó a la vista que uno de los sacerdotes denunciados en Salta, había sido el cura del pueblo durante cinco años: era el caso del párroco Felipe de Jesús Parma o Nicolás Parma.

Los jóvenes vivían en las dependencias de la histórica parroquia Exaltación de la Santa Cruz y eran todos alumnos del Instituto María Auxiliadora. Además cada uno tenía familias que oficiaban de padrinos, a quienes visitaban cada domingo, los asistían con ayuda escolar, alimentos, ropa y sobretodo calor de hogar.

Parma aún permanece detenido y se espera que en los próximos días se defina su situación judicial, que determine si continúa preso o quedará en libertad.

Fuente: Winfo Santa Cruz

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *