El Banco de España propone usar ‘mejor’ la reforma laboral para bajar aún más los sueldos

Los sueldos caerán un 0,1% en 2013 y 0,4% en 2014
Los ingresos de los hogares seguirán cayendo hasta finales de 2014
Pronostica un aumento de los salarios en la administración pública
Ve inevitable mantener las subidas de impuestos en 2014

El Banco de España recomienda en su boletín de marzo «un mejor aprovechamiento de las posibilidades que ofrece la nueva legislación laboral para adaptar los salarios al tono de extrema debilidad del mercado de trabajo», medida que considera «un ingrediente crucial para la salida de la crisis».

La reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy a principios de 2012 da más flexibilidad a las empresas para ampliar la jornada de trabajo, cambiar el sistema de remuneración y bajar la «cuantía salarial» de sus empleados, tanto en contratos como en convenios, «cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción».

En caso de no estar conforme, «el trabajador tendrá derecho a rescindir su contrato y percibir una indemnización de 20 días de salario por año de servicio».

Las simulaciones del Gobierno apuntan a que los salarios subirán gracias a la reforma laboral en un «horizonte prolongado». Sin embargo, el supervisor que preside Luís María Linde advierte de que es necesario bajar los sueldos para moderar la destrucción de empleo y mejorar la situación de las empresas no financieras, que ganaron un 62% menos en 2012.

El organismo prevé una tasa de paro del 27,1% para este año y del 26,8% en 2014. Sin embargo, la moderación del desempleo tendrá mucho que ver con la caída de la tasa de población activa, la que busca trabajo, por la emigración y la pérdida de paciencia de los desempleados.

El Banco de España calcula que la remuneración por asalariado crecerá un 0,7% en 2013 y bajará un 0,4% en 2014. Sin embargo, este dato tiene ‘trampa’ porque este año debe tenerse en cuenta el aumento de las bases máximas de cotización. Sin este efecto, la caída salarial será del 0,1% este curso.

No obstante, los salarios de la administración pública crecerán un 4,3% en 2013 y un 1,1% en 2014. No obstante, hay que tener en cuenta que este año los trabajadores del sector público recuperarán la paga extraordinaria perdida en 2012.

Los cálculos del organismo apuntan además a que los costes laborales unitarios, que incluyen remuneraciones e indemnizaciones por despidos, bajarán en torno al 1,5% en 2013 y 2014, tasas «algo menores que las observadas en el bienio precedente».
Inflación y más impuestos

El Banco de España estima un IPC medio del 1,8% en 2013 y del 1% en 2014. En su opinión, «tras el inicio de la crisis, la trayectoria de los precios se ha tornado algo más sensible al grado de presión de la demanda». Asimismo, la inflación se moderará estos dos años tras diluirse los efectos de la subida de tipos del IVA de 2012.

A la inflación se sumará la extensión de algunas subidas de impuestos transitorias que expiran, en principio, en 2014. Entre ellas, el gravamen complementario del IRPF, la supresión o la reducción de determinadas deducciones en el impuesto sobre sociedades, el recargo del impuesto sobre bienes inmuebles y la recuperación del impuesto sobre el patrimonio.

El impacto agregado de estas medidas ronda el 1,2% del PIB. El Banco de España espera que se mantengan porque su ausencia provocaría el crecimiento del déficit público.

Ante esta asfixia, la caída del 4,3% de la demanda nacional sólo podrá ser suplida por las exportaciones. El consumo privado se hundirá asimismo un 3% este año por «la marcada debilidad de las rentas laborales» y las empresas invertirán un 5% menos ante la falta de demanda dentro de España.

«Las familias han visto comprimirse notablemente sus rentas», concluye el informe del Banco de España. Su previsión es que los ingresos de los hogares seguirán cayendo hasta finales de 2014.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *