Condenaron a dos mujeres acusadas de trata de personas

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de la provincia condenó a 8 años de prisión efectiva, y 3 años de prisión en suspenso, a las dos mujeres acusadas de participar de una red de trata de personas que tenía como base un conocido prostíbulo de la ciudad de Río Grande en 2013.

La pena mayor recayó sobre Adriana del Valle Zapata, considerada la encargada del local nocturno Le´Etoile, por entonces un conocido cabaret de la ciudad (ubicado en la calle Obligado) que fue clausurado tras este episodio.

Por su parte Flavia Lorena Garrido recibió la condena más leve porque estaba acusada de participar de la captación de una de las mujeres que se frustró cuando la víctima se negó a descender del avión de línea que la trasladaba desde Buenos Aires.

Si bien el caso involucra a tres mujeres, una de ellas, Carina Alejandra Bravo, no pudo ser juzgada debido a la renuncia de su abogado defensor a último momento.
Hasta ahora las autoridades judiciales no informaron cuándo será el juicio a Bravo, por los mismos hechos que sus cómplices.

El pasado jueves, la fiscalía Federal había solicitado una condena de 9 años de prisión para Zapata y de 5 años y 6 meses para Garrido.

El pedido formulado por la fiscal María Hermida fue realizado en la etapa de alegatos, donde se acusó a Zapata de los delitos de “trata de persona con fines de explotación sexual agravado por haberse aprovechado de la situación de vulnerabilidad de la víctima y la consumación de la explotación sexual, en concurso real con el delito de trata de personas con fines de explotación sexual agravado por haberse aprovechado de la situación de vulnerabilidad de la víctima y por ser tres los autores”.

Por su parte, a Garrido se la acusó de “partícipe necesario del delito de trata de persona con fines de explotación sexual agravado por haberse aprovechado de la situación de vulnerabilidad de la víctima y por ser tres los autores”.

A su vez, las defensas de las acusadas sostuvieron la inocencia de sus asistidas y requirieron su absolución, además de insistir con una serie de pedidos de nulidad.

La investigación comenzó en septiembre de 2013, a partir de que una mujer de 21 años procedente de Buenos Aires se negó a bajar del avión en el aeropuerto de Río Grande por temor a que la obligaran a prostituirse.

La primera víctima del episodio contó a la Justicia que la habían captado fuera de la provincia y que le habían ofrecido venir a trabajar en una fábrica electrónica. Mencionó que le habían pagado el boleto de avión, pero que luego había advertido que en realidad pretendían explotarla sexualmente.
A raíz de ello intervino la Justicia Federal de Río Grande y se logró determinar que la chica iba a ser trasladada a Le´Etoile.

Además, las fuerzas de seguridad detuvieron a Zapata, quien según se presume había pagado el pasaje de la mujer y había acudido al aeropuerto a buscarla.

Con posterioridad y tras la realización de varios allanamientos, también se involucró en el caso a Garrido y a Bravo, su hija, sospechada de ser quien “despachó” a la joven desde Buenos Aires a Tierra del Fuego.

Las acusadas llegaron en libertad a la realización del juicio, y en el caso de Zapata (que debería cumplir pena de prisión) así continuará hasta que el fallo quede firme, dijeron las fuentes consultadas.

Fuente: EDFM

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *