Vuoto con sectores de trabajo, sociales y barriales coincidieron en unir los reclamos y defender la patagonia

El intendente Walter Vuoto, se reunió con representantes del trabajo público y privado como así también organizaciones sociales de Ushuaia, a pocas horas de conocerse la suspensión parcial y momentánea de los recortes dispuestos por el decreto nacional 702 sobre asignaciones familiares.

La reunión, que tuvo lugar en la sede del SATSAID , permitió analizar en conjunto la situación por la que atraviesa la Patagonia, particularmente Tierra del Fuego y definir la participación de los trabajadores de Ushuaia en una contundente movilización el 7 de agosto en Río Grande. Vuoto definió que otorgará permiso de salida el martes a los municipales que se trasladen para participar de la concentración.

Representantes de UTHGRA, APEL, ATE, UTEDYC, SOMU, Seguridad privada, UTA, Camioneros, trabajadores de farmacias, Plásticos de UOYEP, SAT, trabajadores del Puerto, docentes de la UNTDF, No docentes universitarios y el FEUF. También organizaciones sociales y barriales estuvieron en el encuentro que se desarrolló durante la mañana del día viernes.

“Respondí a la invitación que me hicieron las organizaciones de base, más de 30 representantes de distintas organizaciones tanto de trabajo como barriales y sociales que me invitaron para analizar la situación actual”, dijo Vuoto al finalizar la reunión. “Lo que están planteando es una suspensión mientras revén una nueva propuesta, que en realidad va a ser más ajuste”, advirtió.

“A menos de 20 años de una crisis, nos encontramos en diputados defendiendo lo mismo que veíamos amenazados en 2000 y 2001. Néstor Kirchner hizo entonces una importante convocatoria patagónica que encabezó en Bariloche y vamos a reeditar ese encuentro, 18 años después, porque estamos sufriendo el mismo embate”, dijo el intendente e hizo referencia a la reunión que se realizará en aquella ciudad el próximo viernes.

El intendente indicó que la ciudad de Ushuaia fue “la única ciudad que no recibió un solo peso de transferencias de Nación” y “quiero hablar de los diputados porque no votamos ni una ley en contra de los trabajadores o en contra de nuestro pueblo. Eso nos costó un allanamiento en las oficinas, nos costó mucha persecución”.

“Están instalando, una vez más, que los patagónicos somos caros, que le generamos un costo muy grande a la Nación. Sin embargo, un porteño le sale 75.000 pesos anuales al país, 3 veces más que un patagónico, en el que invierte sólo 25.000 al año. Hay una transferencia feroz de recursos a Buenos Aires para obras y nada para el resto del país. La Patagonia está muy movilizada y eso los pone alerta”, indicó.

“Han hecho una brutal transferencia de recursos a Buenos Aires, los recortes de las asignaciones de las Patagonia significaban 5000 millones y capital federal tienen 6500 millones solo de repavimentación. Esto no es nuevo para la Patagonia, ya lo hemos vivido en el 2000”, confirmó.

“Volvemos a discutir centralismo y federalismo. Y el federalismo es de recursos, no es de otras cosas”, sostuvo el intendente quien advirtió sobre las consecuencias del actual modelo económico.

“Celebro esta unidad, aún con las diferencias, aún con las tensiones. Tenemos que estar más juntos y unidos que nunca, todos atrás de la gobernadora también, defendiendo la provincia. En realidad, se viene por delante un proceso económico que nada dice que vaya a mejorar”.

El intendente decidió, tras la reunión, conceder a sus trabajadores permiso de salida el próximo martes 7 de agosto para facilitar el traslado de Ushuaia hacia Río Grande para participar de la concentración y movilización de Tierra del Fuego.

Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *