banner
Escuchanos en vivo! HQ online

Hombre gastó 150 mil dólares para parecerse a Kim Kardashian y quedó así

Por en diciembre 20, 2014

El muchacho es maquillador profesional, pero encarnar a su ídola requirió mucho más que elegir las pestañas postizas adecuadas. ¿Logró su cometido?

Un maquillador británico presentó esta semana el resultado final de su brutal transformación en Kim Kardashian, un proceso que demandó al menos 50 intervenciones estéticas con un costo de más de 150 mil dólares.

Nota Relacionada: Paga 100 mil dólares en cirugías para parecerse a Justin Bieber
James Parke, de 23 años, vive un amor platónico con todo lo que involucre a la modelo estadounidense, al punto que se hizo inyectar toxina botulínica para tener sus labios pulposos, se tatuó unas cejas gruesas como las de su adorada Kim y se hizo depilación definitiva.

“Amo todo lo que tenga que ver con ella. Es la mujer más bella que existe. Me encantan su piel perfecta, su cabello, todo”, expresó Parke según el sitio Daily Mail. Además de emular sus características físicas y sus rasgos, el muchacho tiene una colección de valijas al estilo Louis Vuitton que tanto le gustan a su ídola.

Con dientes extremadamente blancos y una piel cuidada a fuerza de los mismos tratamientos revolucionarios que hace la morocha (como ponerse plaquetas en la cara para tener un cutis más terso), el maquillador profesional está satisfecho con su transformación.

“Yo me río cuando la gente me dice que parezco de mentira. ¡Si quisiera tener un look natural pediría que me devuelvan el dinero que gasté!”, expresó Parke.

El muchacho no es el primero en copiar a una celebridad hasta llegar a límites insospechados, pero sus intentos por emular a Kardashian no fueron tan efectivos como los de algunas modelos, como la irlandesa Georgia

Gracias por compartir!

Qué piensas? Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.